Tiempo en Capital Federal

19° Max 15° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 55%
Viento: Sureste 24km/h
  • Viernes 2 de Octubre
    Despejado10°   15°
  • Sábado 3 de Octubre
    Muy nuboso  12°
  • Domingo 4 de Octubre
    Cubierto11°   16°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Arte argentino de los años 50 y 60

Más de un centenar de obras  de los agitados 50 y 60 en el Museo de Arte Moderno.

Por Julia Villaro
Email This Page
mamba

Quien quiera repasar el arte argentino de los 50 y 60 del siglo XX puede visitar el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires.

Armada en su gran mayoría con obras del propio patrimonio del Mamba, las 130 obras expuestas en “La paradoja en el centro” se propone realizar una hipótesis crítica de esas piezas y de esos agitados años del arte argentino (y del arte occidental en general).

Como viene sucediendo con varias de las últimas muestras del museo, deja librado a la intención y la intuición del espectador el recorrido y, por ende, el relato de la sala.

Entonces, entre los múltiples caminos que podremos tomar, nos toparemos inexorablemente con muchos de los infaltables de una de las décadas más radicalizadas y revolucionarias del siglo pasado: los “Vivo Ditto” de Alberto Greco, las primeras instalaciones con colchones de Marta Minujín, los “Integralismos BioCosmos” que otorgaron a Emilio Renart el premio del Di Tella en 1964 o las ilegibles escrituras de León Ferrari.

Pero también con la obra de Raquel Forner, Juan Del Prete y Antonio Berni, “los trituradores de estilo”, suerte de padrinos estéticos de los más jóvenes, que supieron atravesar, con sus obras, múltiples rupturas y mantenerse a la cabeza de las innovaciones aún en una etapa de mayor madurez.

Década en perpetuo debate entre la afirmación y la violencia contra la materia, en la muestra hay lugar para ambos polos y también para las múltiples experiencias que los conectaron.

Y si la pintura, como realidad en sí misma, de las “Formas y líneas sobre el plano” de Alfredo Hlito o los marcos recortados de Raúl Lozza constituyen uno de esos polos, la violencia ejercida sobre la materia en las abstracciones de Alberto Greco (pinturas donde la lluvia, el sol y hasta la orina del artista han dejado su huella) o las hendiduras de Lucio Fontana, como apuesta por intentar ir más allá de esa realidad pictórica, podrían funcionar como el contrario; sólo que ambas se diluyen en la desmaterialización total del arte: de todo eso no quedará sino un señalamiento, acaso un documento: las fotografías de la muestra Arte Destructivo (1961), la carta de Federico Peralta Ramos a los directivos de la Beca Guggenheim, la decisión de Felipe Noé de abandonar por varios años la pintura.

La paradoja en el centro. En MAMBA, Av. San Juan 350. Entrada general $15. Lunes cerrado. Martes gratis

DZ/sc

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario