Tiempo en Capital Federal

10° Max 7° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 62%
Viento: Sureste 18km/h
  • Jueves 17 de Junio
    Muy nuboso  11°
  • Viernes 18 de Junio
    Nubes dispersas  10°
  • Sábado 19 de Junio
    Cubierto  11°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Waldo Casal: «Los astros están en todo»

El conocido astrólogo habla del feng shui, de la carta astral y de las características de los signos.

Por Raisa Giussi
Email This Page
waldocasal

 

Puede decirse que Waldo Casal no concibe la vida sin la astrología. Su madre era astróloga y se crió familiarizado con ese mundo de conocimientos. Estudió en Israel e Inglaterra y a los 17 años ya atendía consultas. Dice que la astrología “es reveladora porque da respuestas a un montón de cosas” y que los horóscopos “son interpretaciones de los tránsitos planetarios”. Casal recibió a Diario Z en su estudio y se refirió a la importancia de la carta astral, a las características de los signos y a los temas que le consulta la gente.

¿Cómo te iniciaste en la astrología?
Mi madre era astróloga, yo nací con la astrología. Todo lo que aprendí es en función del conocimiento que ella me fue transmitiendo. Empecé a atender a los 17. En esos momentos se estudiaba con profesores, maestros que elegían un discípulo y le trasladaban sus conocimientos. Hice cursos en Israel e Inglaterra. Antes no había escuelas que enseñaran astrología. Ahora hay muchos institutos y se está por abrir la carrera en la universidad.

¿Y cómo fue criarse con una astróloga?
Maravilloso. Todo mi pensamiento es astrológico. Es muy revelador porque te da respuestas claras a un montón de cosas que cuesta interpretar. Los astrólogos creemos que existe un destino signado por los planetas. La astrología no es adivinatoria, lo que podés leer en un horóscopo son interpretaciones que hacemos de los tránsitos planetarios. La astrología tiene un fundamento real que podés creer o no, pero tiene una base. Y a partir de eso interpretamos cómo es la vida de la persona.

¿En qué cuestiones de la vida cotidiana influyen los astros?
En todo. La astrología es milenaria, nace desde la antigua Mesopotamia y todos los grandes imperios, poderes, reyes, presidentes han tenido siempre a un astrólogo como consejero. Hay astrología horaria, mundana, comercial, aplicada a la medicina. En todos los campos podés usarla.

¿Cuáles son los temas por los que te hacen más consultas?
Hay gente que viene por su vida afectiva, comercial, profesional, sexual. A veces me vienen a consultar por algo en especial pero al hacerse la carta natal surgen otros temas. Quien viene a hacerse una carta quiere profundizar en su historia. Mucha gente lo usa como autoconocimiento. Y los psicólogos estudian cada vez más astrología. Yo atiendo a un montón de psicólogos.

¿De qué se trata una carta astral?
Te permite conocer tus capacidades. Es como un mapa de tu vida. Te dice cómo guiarte, pero tenés que cuestionarte, querer saber, porque mucha gente teme saber. Atiendo mucha gente que viene y me dice: “No me hables de futuro”. Depende de lo que la persona quiera focalizar, uno puede omitir cosas. Un astrólogo siempre sabe como transmitir la información. De repente hago una carta natal y me doy cuenta si la persona es cerrada, amplia, libre, temerosa. Hay poca gente que tiene la capacidad de escuchar todo y no tiene temor a que le digas algo malo. Siempre tratás de ver la parte constructiva, hasta de lo negativo.

¿Viene gente con problemas graves?
Generalmente la persona que consulta es porque está en un momento muy especial de su vida. Quizás tiene algo importante que quiere saber, está paralizado o está en una época de cambios trascendentes y quiere saber a dónde se va a dirigir. Por lo general no viene una persona a la que todo le va bárbaro.

¿El humor social influye?
Claro, ahora que se está viviendo un clima preocupante económicamente tengo muchísimas consultas que vienen por ese tema.

¿Qué puede hacer uno para ayudar a los astros?
Conocerse. La mejor manera de ayudarse es a través del conocimiento. Si una persona tiene una tendencia destructiva, está al límite o demasiado sensible, tiene una inclinación a los extremos. Y conocerlo te permite manejarlo. Partimos de la base de que la esencia de la persona no cambia, pero puede mejorar sus formas.

¿Hay signos más conflictivos que otros?
Sí, los signos más conflictivos son los que tienen doble regencia planetaria. O signos que se vinculan en el zodíaco con casas sufridas o casas que son complejas. El zodíaco son doce signos, hay doce casas zodiacales, cada una simboliza un plano de la existencia. Uno de los signos más problemáticos es Escorpio. Es la casa 8, la casa de la muerte, del sexo, las herencias, el legado. Otro signo que es conflictivo pero muy sensible y humano es Piscis. Tienen fama de sufridos y eso es porque ocupan la casa doce del zodíaco, que es una casa que representa la prisión espiritual, la psiquis, los miedos. Es un signo profundo, que siempre tiene temor. Otro signo que tiene fama de intenso es Aries porque es el guerrero. Todos tienen una parte buena y mala, y todos tenemos parte de cada uno de los signos.

Lo más exacto es hacerse la carta natal.
Claro, porque tomás todo. El signo es el Sol, por qué constelación transitaba el día, la hora y el año en el que nacés, solamente esa característica habla de la personalidad, de tu energía. A eso se le suma la Luna, que simboliza a las emociones; mercurio es el pensamiento; Venus la forma de sentir; Marte la energía vital, y Saturno tiene que ver con la disciplina.

¿Desde el feng shui, cuáles son los elementos prohibidos de una casa?
El feng shui es una disciplina que tiene que ver con el hábitat, que es como la extensión del cuerpo. Hay cosas que el cuerpo no puede usar, es muy malo cuando hay exceso de iones negativos que son producidos por los aparatos electrónicos. Hay gente que tiene la mesa de luz abarrotada de cosas: celular, equipo de música, velador, y todo eso genera una onda perturbadora para el cuerpo. Algo fundamental en el feng shui es que la cabecera de la cama, el punto donde descansa tu cabeza, no apunte hacia el oeste, porque es el punto de la muerte, es el más bajo de energía. También hay objetos negativos, como el exceso de plantas que generan energía tóxica dentro de la casa. Es bueno tener piedras y agua. Tratar de tener todos los elementos equilibrados en el hogar, como en el planeta, que tiene agua, minerales, tierra. Hay que tener un poco de todo en su punto justo.

DZ/sc

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario