Tiempo en Capital Federal

29° Max 19° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 49%
Viento: Nordeste 26km/h
  • Miércoles 29 de Enero
    Cubierto con lluvias21°   30°
  • Jueves 30 de Enero
    Despejado18°   27°
  • Viernes 31 de Enero
    Despejado22°   31°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Volvió el Di Tella

Tres muestras recuperan obras del emblemático instituto, centro de experimentación artística en los años 60.

Por Néstor Rivas
Email This Page
lamenesunda

Y un día volvió el Di Tella, símbolo de la contracultura porteña en la década del 60. Para la historia, quedará como el reducto por excelencia de la experimentación artística, contracultura hippie y la lisergia porteña. En esos años audaces, experimentales, libertinos y optimistas –que la dictadura de Videla y compañía enterraría bajo un baño de sangre– la vanguardia artística de la ciudad circulaba por allí, contestataria y desafiante para con esa otra dictadura, menos sangrienta pero igualmente medieval desde el punto de vista ideológico, que encabezó Onganía y que lo clausuró en 1970.

Del Di Tella participó lo mejor de toda una generación de artistas plásticos. De aquellos, hoy tres obras emblemáticas regresan a Buenos Aires, cincuenta años más tarde.

La primera es la reposición de La Menesunda, creada en 1965 por Marta Minujín con la colaboración de los artistas Pablo Suárez, David Lamelas, Rodolfo Prayón, Floreal Amor y Leopoldo Maler. El nombre de la obra corresponde a una expresión lunfarda que se aplica a droga y también a mezcla de cosas heterogéneas, embrollo. La artista propuso una secuencia de once situaciones que se recorren a través de un laberinto de cubículos en los que se somete al espectador a una serie de estímulos sensoriales (olores, formas, colores, sonidos), respetando la ambientación original como si se tratara de una incursión en los años 60. En el texto curatorial se lee que «La Menesunda era, decididamente, una provocación; su objetivo, sacar a la gente del estupor de la vida cotidiana y obligarla a enfrentarse a esa cotidianeidad representada por objetos en extremo familiares, para abrir nuevas lecturas». Hoy probablemente no escandalice a nadie, pero es una oportunidad para no perderse. Se exhibe en el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires (MAMBA) y es menester recordar que no es apta para menores de 16 años, personas con claustrofobia, insuficiencia cardíaca o movilidad reducida y que a lo largo de la exhibición hay escaleras empinadas, espacios de circulación reducidos y pisos blandos.

Marta-Minujin-2015-Prepara-La-Menesunda-MAMBA-02

Marta Minujin

El itinerario por el revival ditelliano sigue con la reconstrucción del huevo más famoso del arte argentino: el huevo gigante que construyó en 1965 Federico Peralta Ramos (1939-1992). La enorme escultura ovoide es recuperada por la curadora Chus Martínez para la muestra “La Era Metabólica” como “monumento simbólico del final de toda línea recta, una forma elíptica que contiene todo tipo de energías curvas en continuo movimiento y que genera diversas conectividades entre materia orgánica, simbólica, estética y semántica: el origen de la vida”. Martínez aplica el concepto del huevo de Peralta Ramos como metáfora de Internet. Ver para creer.

Inauguración Roberto Plate13

Roberto Plate

Por último, en el Museo Nacional de Bellas Artes, se inauguró la “Buenos Aires-Paris-Buenos Aires”, una muestra antológica del pintor y escenógrafo Roberto Plate. Entre las obras expuestas, se encuentra su instalación “Baños públicos”. Durante la versión original de la obra, exhibida en 1968 en el Di Tella, el público escribía las paredes de los baños con comentarios, graffittis y, sobre todo, críticas a la dictadura de Onganía. El gobierno militar no toleró semejante acto de rebeldía y ordenó retirarla de la muestra. Plate, en repudio a la censura, el grupo de artistas que participaba desmontó la muestra y quemó las obras en plena calle Florida. Plate decidió exiliarse en Paris donde todavía reside. Hoy regresa por sus fueros.

El Di Tella, un pedazo de la historia de Buenos Aires que hoy vuelve a sus museos.

 

Marta Minujin. La Menesunda. En el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires (Av. San Juan 350). Martes a domingos -y feriados- de 12 a 18h. Entrada general: $20. Martes gratis. Capacidad es limitada.

 

La Era Metabólica. En el MALBA (Av. Figueroa Alcorta 3415). Jueves a lunes, incluso feriados: 12:00 a 20:00. Miércoles: 12:00 a 21:00.  Martes: cerrado. Entrada $75. Miércoles $36.

 

Roberto Plate. Buenos Aires-Paris-Buenos Aires. En el Museo Nacional de Bellas Artes (Av. Del Libertador 1473). Martes a viernes de 12.30 a 20. Sábados y domingos de 9.30 a 20. Entrada libre y gratuita.

Federico Peralta Ramos

Federico Peralta Ramos

 

DZ/nr

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario