Tiempo en Capital Federal

24° Max 18° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 64%
Viento: Sureste 27km/h
  • Sábado 4 de Diciembre
    Cubierto con lluvias19°   23°
  • Domingo 5 de Diciembre
    Parcialmente nuboso con lluvias19°   22°
  • Lunes 6 de Diciembre
    Nubes dispersas18°   24°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 03/12/2021 16:31:41
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Vivienda: cada vez más lejos de casa

La casa propia en la Capital se aleja de los sectores medios.

Por Patricio Eleisegui
Email This Page

El sueño de la casa propia adopta, cada vez más, el perfil de quimera para los habitantes de la Ciudad. Sucede que los aumentos salariales que se dieron durante 2010 apenas si achicaron las diferencias respecto del valor que ostentan las propiedades y las ofertas de crédito que impulsan los bancos continúan estando lejos del sueldo promedio de 4.020 pesos que se abona en la plaza porteña.

Según un relevamiento de la Universidad Argentina De la Empresa (UADE) al que tuvo acceso Diario Z, el poder adquisitivo medio apenas si alcanza para adquirir el 44% del valor del metro cuadrado de una vivienda ubicada en la zona norte de la Ciudad.

Para la adquisición de un inmueble de dos ambientes emplazado en barrios como Palermo, Recoleta o Barrio Norte, precisaron fuentes de Reporte Inmobiliario, se necesitan más de 95.000 dólares, lo cual establece que acceder a una vivienda de esas características implica ahorrar hasta 90 sueldos. Es ahí donde entran en juego, precisamente, las opciones de crédito disponibles en el mercado porteño. Las complicaciones, en ese caso, parten en principio de los requisitos necesarios para obtener el financiamiento, que además nunca alcanza el 100% de la compra.

«El crédito al que se puede acceder es sólo para personas con ingresos altos. No hay nada que esté destinado al público que hoy gana entre 3.000 y 4.000 pesos. La imposibilidad de comprar una primera vivienda sigue siendo un imposible desde hace años. Y esto más allá de que los precios de las propiedades sólo subieron 10% en promedio durante 2010, y el dólar se mantuvo bastante estable», comentó a Diario Z Teresa Alvarado, directora de la división Viviendas de LJ Ramos.

Gustavo Giraldez, CEO de ZonaBancos.com, también aportó una mirada negativa respecto de las opciones disponibles. «El ingreso medio que debe tener un tomador de crédito para poder calificar es de 13.200 pesos. Y ningún banco da financiamiento completo porque para eso el que pide un beneficio debe ganar 17.000 pesos para acceder. Por supuesto, quien gana esa cifra directamente no pide crédito», detalló.

Esta traba, remarcó el especialistas Moisés Altman, director de la constructora homónima y ex tesorero de la Asociación de Empresarios de la Vivienda (AEV), «es lo que impide acotar el gran déficit de viviendas» que se percibe en la ciudad de Buenos Aires.

Por otro lado, el valor de los inmuebles también impide aligerar las condiciones para el otorgamiento de préstamos. «Hoy en Capital es muy difícil encontrar algo habitable por menos de 50.000 dólares. Y, en caso de hablar de ese precio, estaríamos hablando de un monoambiente en zonas postergadas de Buenos Aires como Villa Lugano o Villa Soldati», aseguró José Rozados, CEO de Reporte Inmobiliario. «Ya un dos ambientes en ciertas zonas de Almagro, Boedo o Caballito, y no hablo de las mejores locaciones, nos lleva a hablar de unos 70.000 dólares y de superficies que no excedan a los 40 metros cuadrados. Palermo o Barrio Norte implican pensar de 90.000 dólares hacia arriba», agregó. ¿Puede preverse un cambio en las opciones de crédito? Para Rozados, la ausencia de fondos colocados en los bancos a largo plazo complica cualquier cambio en la perspectiva. «La gente pone sus fondos, por lo general, en cajas de ahorro o cuentas corrientes. Y los plazos fijos están colocados a meses. Eso hace que liberar líneas a 15 o 20 años como mínimo sea difícil para quienes no tienen sueldos altos por el escaso margen de fondeo que tienen los bancos.», explicó.

Precios de los inmuebles en dólares, incrementos en los valores del orden del 10% y créditos para quienes, en muchos casos, poseen liquidez como para efectuar una compra sin grandes financiamientos, complican el acceso para los sectores medios porteños más allá de los incrementos salariales. ¿Será 2011 el año del cambio para quienes buscan dejar de alquilar? Las voces consultadas coinciden en que la respuesta reposa en lo que se decida tras los mostradores de los bancos. Y menos en la conducta de ahorro que hoy modelan quienes aspiran a concretar la ilusión de tener la casa propia.

DZ/sc

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario