Tiempo en Capital Federal

20° Max 14° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 78%
Viento: Sureste 28km/h
  • Domingo 24 de Octubre
    Despejado10°   21°
  • Lunes 25 de Octubre
    Despejado16°   28°
  • Martes 26 de Octubre
    Despejado19°   30°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Vinilos para ver

Hearbeats reúne fotografías y objetos hechos con discos donados por inmigrantes latinos residentes en Nueva York. 

Por Paula Jiménez España
Email This Page
heartbeats, muestra de objetos hechos con vinilos heartbeats, muestra de objetos hechos con vinilos

Cuando Sol Aramendi habla, se escucha esa mezcla de acentos que son todos y es ninguno a la vez. Su forma de comunicarse es la suma de un montón de cosas: los años que lleva viviendo en Nueva York, su procedencia argentina, el diálogo cotidiano con los inmigrantes latinos que asisten a sus clases del proyecto nómade de fotografía, el Project Luz. Pero esa sonoridad –la de su vida– está, por supuesto, presente en su obra. Su última muestra, que continúa hasta el 16 de febrero en la galería Praxis de la calle Arenales, se llama Hearbeats y reúne fotografías y objetos creados alrededor de una idea bien resonante: los discos de vinilo. De múltiples maneras, los vinilos aparecen en Hearbeats asociados a la vida cotidiana: ablandados por el calor de una plancha, ahuecados y puestos uno encima del otro hasta hacer el espacio para meter una plantita y convertirlos en una maceta o derretidos en los peldaños de la soleada escalera de un edificio.
Según los integrantes de la agrupación Club del Vinilo, participantes de la inauguración de Hearbeats en Praxis, Sol Aramendi rescata este soporte musical como símbolo cultural. Con él sucede algo que, para ellos, difícilmente ocurra dentro de veinte años ante la vista de un MP3: una especie de conmoción estética que genera, a su vez, una remembranza y un encantamiento generacional.
La artista, nacida en 1968 en Venado Tuerto, forma parte de una generación que escuchó discos durante los primeros años de vida hasta que la aparición del cassette los desplazó. Sin embargo, podría decirse que esa música –entrañable por pertenecer a tal período de la vida– quedó vinculada a este formato privilegiado que DJ de la generación de Aramendi –quien también es DJ además de artista plástica– y menores que ella reivindican como “instrumento” musical. El vinilo es un soporte que para Aramendi conlleva una gran carga emocional y esto queda claro en la obra más llamativa de la muestra: un enorme corazón hecho con vinilos, simples y LP, colgados en una de las paredes de la galería. Si nos acercamos, podremos observar que en casi todos se trata de música popular: Los Fronterizos, Sergio Denis, discos de cumbia o ritmos centroamericanos, entre tantísimos otros. La manera en que estos vinilos llegaron hasta ella fue por donación de los inmigrantes latinos que asisten a sus talleres en Nueva York. La música es, quizá, la vía artística privilegiada que liga a un extranjero con su tierra natal. En este sentido, lo sonoro adquiere en Hearbeats una profundidad que trasvasa lo visual y se convierte en algo así como una huella identitaria. Por otra parte, entre la materialidad plástica, sintética, del vinilo y el verde del campo en el que Aramendi creció –la llanura de Venado Tuerto– la artista buscó, y consiguió, tender su puente estético. Una de las fotografías es la de un disco con tierra y granos sobre su superficie cuyo nombre es “Disco de trigo”, otra de las imágenes se llama “Disco de campo”, en la que el vinilo tiene césped arriba. Entre los objetos expuestos está el querido y nunca bien ponderado Winco, en cuya bandeja, en lugar de puesto un disco, fue sembrado el pasto. Naturaleza y cultura, arraigo y desarraigo, son quizás algunos de los temas que trae Hearbeats. Sol Aramendi es arquitecta y artista plástica, se mudó a Nueva York hace diez años, donde reside actualmente, y ha realizado gran cantidad de muestras en Manhatan, México, Washington y Buenos Aires. Su paso por el taller de Adriana Lestido la volcó definitivamente hacia la fotografía. A sus talleres para inmigrantes en Nueva York han asistido y asisten cientos de alumnos. 

 

Hasta el 16 de febrero en PRaxis, Arenales 1311, CABA.
Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario