Tiempo en Capital Federal

29° Max 23° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 66%
Viento: Sur 23km/h
  • Domingo 17 de Enero
    Despejado19°   28°
  • Lunes 18 de Enero
    Despejado20°   28°
  • Martes 19 de Enero
    Despejado22°   31°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Villa Crespo: detenidos en una cancha

La cárcel de contraventores sigue funcionando debajo de una tribuna de Atlanta.

Por pablo-hacker
Email This Page

A pesar de las promesas, la cárcel de contraventores sigue funcionando en la cancha de Atlanta, en Villa Crespo. Allí donde hace pocos años se alojaban los chicos que venían del interior para practicar fútbol, hoy hay cuatro calabozos. Es en Humboldt al 300, debajo de una de las tribunas del estadio. La función del Centro de Contraventores es albergar a los individuos que violen el Código Contravencional o cualquier otra ley porteña, y deban cumplir penas de arresto dispuestas por las autoridades judiciales locales.

Esta por demás extraña situación, que un club de fútbol donde todos los días hay actividades y cada fin de semana asisten miles de personas para ver un partido, fue avalada por el jefe de Gobierno, Mauricio Macri, hace ya cuatro años.

El último comunicado oficial sobre la cárcel de contraventores dice: «El 14 de mayo de 2008 se firmó el contrato de comodato entre el GCBA y el Club Atlético Atlanta y en su cláusula tercera la comodataria se obligó a acondicionar el sector del inmueble objeto del contrato para adaptarlo al alojamiento de contraventores».

Ese espacio que en una época también funcionaba como lugar de concentración de los jugadores de la primera división, cayó en deterioro, quedó desocupado y se convirtió más tarde en la casa de un empleado del club. Incluso llegaron a residir integrantes de la barra brava bohemia.

El primer detenido fue a Mauro Martín acusado de provocar incidentes y trabar molinetes en un partido entre Vélez y Boca. El barra fue penado a 20 días de arresto y prohibición por algunos meses de concurrencia a la cancha. «Martín, cumplió tres días de arresto entre el 17 y el 20 de junio de 2008, en la Unidad 18 del SPF en la calle Córdoba al 1600 denominada casa de Pre Egreso, pero fue liberado a causa de las malas condiciones de alojamiento, además de estar recluido junto a condenados por delitos comunes, situación prohibida por la legislación vigente. A raíz de esto, Macri firmó un acuerdo para trasladar la nueva cárcel de contraventores a lo que era la vieja pensión de los juveniles de Atlanta. Se montaron cuatro celdas equipadas con camas marineras, mesa y silla», explicó el abogado Juan Manuel Lugones, de Familiares de Víctimas en el Fútbol Argentino.

Hace un año, el equipo del ex jefe de la Policía Metropolitana, Eugenio Burzaco, informó a Diario Z que se habían comprado colchones ignífugos para los detenidos. Ante una nueva consulta, voceros del Ministerio de Seguridad porteño prometieron abrir las puertas de la cárcel de contraventores para mostrar los avances, pero la visita nunca se concretó.

«No estaba enterado de que en mi querida cancha funcionara una cárcel, pero me parece un error mezclar el fútbol y la familia con personas que están detenidas», señaló León, hincha de Atlanta y vecino de Villa Crespo.

Desde la Policía Metropolitana, responsable de custodiar el lugar, patearon la pelota al Ministerio de Justicia, donde no pudieron precisar el promedio de detenidos, ni el estado de las instalaciones. Tampoco informaron si se cumplió con la promesa.

Afuera no hay carteles indicadores, tan sólo los colores del bohemio y un móvil de la Metropolitana.

DZ/km

Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario