Tiempo en Capital Federal

28° Max 20° Min
Cubierto con llovizna
Cubierto con llovizna

Humedad: 74%
Viento: Sureste 31km/h
  • Jueves 26 de Noviembre
    Despejado20°   27°
  • Viernes 27 de Noviembre
    Despejado18°   28°
  • Sábado 28 de Noviembre
    Cubierto con lluvias22°   27°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Vigilia de noche, imperdible en el San Martín

La obra del sueco Lars Norén, adaptada y dirigida por Daniel Veronese.

Por Roberto Durán
Email This Page
vigilia-de-noche-t_21185ch

Dos hermanos se reúnen con sus respectivas parejas. Todo transcurre en el living de la casa de uno de ellos, unos minutos después de la incineración del cuerpo de la madre. Ése es el punto de partida de Vigilia de noche, la obra del sueco Lars Norén, traducida por Francisco Uriz y en versión y dirección de Daniel Veronese. Luis Machín, Pilar Gamboa, Mara Bestelli y Walter Jakob integran el elenco de la obra, que en su original tiene unas 400 páginas y fue reducida a unas 80 por Veronese.

En un registro realista y de largo aliento (dura casi dos horas), Norén pone a sus personajes a vivir sus miserias en carne viva arriba del escenario. Allí está la pareja de Charlotte (Gamboa) y John (Jakob), que se desprecian pero no logran separarse. Y la de Alan (Machín) y Mónica (Bestelli), que ya está toda rota y no tienen ni fuerzas para recoger sus restos.

Desde el inicio de la obra, el cuarteto de actores carga de intensidad sus palabras y movimientos. El clima se espesa con cada escena y va generando un aire incómodo, de seres infelices y vacíos. La obra se sostiene por intérpretes de oficio. Machín explota con gran verdad cuando Bestelli le da un anuncio desagradable. Gamboa hace lo mismo con un marido que ignora sus pedidos, que luego se hacen ruegos.

“La obra es un juego de familiaridades. Durante horas, atropellado por circunstancias inexorables nuestro desarticulado cuarteto expone el derrumbamiento del amor (propio y ajeno)”, la definió Veronese en una entrevista. Ese juego de la decadencia está muy bien expresado en el texto de Norén y en la adaptación que el director hizo.

De todas formas, el texto repite algunos temas muy visitados en la dramaturgia local. El mismo Machín, por dar un ejemplo, lo hizo con gran maestría en La familia argentina, del gran Alberto Ure, con dirección de Cristina Banegas.

La obra vuelve al esquema de reproches viejos y revelación en torno a la pareja, el amor y la familia; un regreso que no produce sentido –o al menos nuevas miradas– sobre los temas abordados. Pese a eso, ver a ese buen cuarteto de actores en escena ya vale la experiencia. Una vivencia dura y de mucho dolor, sin clemencia para los espectadores.

Teatro Gral. San Martín. Corrientes 1530. Miércoles a sábados, a las 20.30 y los domingos a las 19.30. Entrada: $140. Miércoles: $70.

DZ/ah

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario