Tiempo en Capital Federal

27° Max 18° Min
Nubes dispersas
Nubes dispersas

Humedad: 46%
Viento: Sur 20km/h
  • Viernes 4 de Diciembre
    Muy nuboso16°   24°
  • Sábado 5 de Diciembre
    Despejado16°   22°
  • Domingo 6 de Diciembre
    Despejado17°   24°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Vicentico: ‘Perfectamente podría ser taxista’

Porteño de nacimiento, el cantante asegura que conoce la Ciudad como nadie.

Por Cecilia Alemano
Email This Page

Él explica que Sólo un momento, el título de su disco, lo dice todo. La vida, para Gabriel «Vicentico» Capello es, ni más ni menos, eso. «En algún momento la certeza llega. Si uno se da cuenta, las cosas cambian para mejor, pero si no, la vida sigue
siendo sólo un momento», ahonda sentado en una oficina de Sony Music, mientras su reloj verde flúo marca las tres y media de una tarde lluviosa porteña.

¿Tu conexión con la música hoy pasa por eso, por disfrutar el momento?
Creo que a partir de pasarla bien, de curtir el momento de la canción, que es supersimple y lo que a mí me gusta hacer, viene una cosa añadida que me transforma mínimamente y me pone en algún lugar mejor. No tiene que ver con buscar, sino con hacer lo que hay que hacer y que lo demás venga como consecuencia. Al menos ahora es así. Otras etapas fueron más mentales o intelectuales, donde había una búsqueda por romper con lo establecido.
¿En qué diferenciás este disco de los anteriores?

Con las pocas personas que participaron nos propusimos un disco «vacío», sin más que guitarra, batería y bajo. Bien pop rock, con un límite claro. Puro capricho. Esas paredes que tiene la canción que te pueden parecer un límite a la vez te permiten hacer lo que quieras.
Tocás con Florián (guitarra y acordeón), tu hijo, ¿cómo es compartir escena con él?

Es muy lindo. La primera vez fue en River hace algunos años. Me produce una emoción que controlo para no atosigarlo. Lo que más me gusta es ir a verlo cuando toca con su banda. Es un cool total, tiene mucha personalidad. muy chico todavía (tiene 16) y está recontrabuscando, en un proceso que yo sólo miro de afuera, aunque estoy cuando me necesita.
¿Es verdad que están preparando un documental sobre Los Fabulosos Cadillacs?

La idea está medio flotando; es un trabajo que hacemos casi sin querer y que puede tomar años, porque cada uno está muy metido en su proyecto.
¿Qué es lo que se gana cuando uno se corre de una megabanda?
Medirlo en términos de ganancia me resulta imposible. Lo que descubrí es la diferencia: trabajar en conjunto y hacerlo en solitario son dos experiencias muy distintas. Esto tiene más que ver con mirarse para adentro, con decidir qué mostrar y qué no.
¿Hay algo que extrañes?

¡Sí, todo! Lo extraño todo el tiempo. Y a la vez tampoco lo extraño. La pasábamos muy bien juntos, es muy divertido tocar con amigos, en un mundo de fantasía… Pero no es algo que me esté haciendo falta ahora.
Muchas bandas grandes cerraron un ciclo: ustedes, Los Piojos, Bersuit, ¿cómo vivís la atmósfera rockera hoy?
stoy muy en la mía. Voy a algún que otro recital y me parece que hay lo que hay y que debe haber muchas cosas pasando de las que no tengo ni idea. Hay momentos en que parece que no hay nada pero hay de todo. Deben ser los tiempos de las cosas. Todas esas bandas son más o menos de la misma época, y como todas después de 15 o 20 años necesitan un descanso.
¿En tu casa qué escuchás?
Puedo poner un disco de jazz de los 50 o uno de Gilda.
¿Te pasó de ir por la calle y que en alguna casa se escuchen tus canciones?
Sí, y en ese momento siento fobia, ganas de salir corriendo.
A veces me pasa que alguien va con un walk man por la calle y me señala como diciendo «¡Te estoy escuchando! ¡No lo puedo creer!» y me da vergüenza.
¿Cómo te llevás con Buenos Aires?
Muy bien, me encanta esta ciudad, la recorro desde chico y la conozco mucho… ¡perfectamente podría ser taxista!
¿En algún momento te hartaste?
No, porque encontré un lugar tranquilo, en Parque Chacabuco, mi barrio de la infancia, donde con Vale (Bertucelli, su mujer, actriz) nos construimos una casa. Buenos Aires es muy bonita aunque a veces demasiado inmanejable. Yo me acuerdo cuando un domingo a la tarde podías jugar al fútbol en Santa Fe y Uriburu, porque no pasaba nadie. Ahora sufro mucho el progreso y la estupidez del actual gobierno, que descuida los barrios del sur como el que yo elegí. Lo que me pasa con Macri, a quien detesto con todo mi ser, es que cuando salió elegido pensé que iba a ser tremendo, pero que al menos como tipo viajado iba a cuidar la ciudad. Hizo todo lo contrario.

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario