Tiempo en Capital Federal

17° Max 11° Min
Parcialmente nuboso
Parcialmente nuboso

Humedad: 51%
Viento: Sureste 21km/h
  • Sábado 31 de Octubre
    Despejado13°   19°
  • Domingo 1 de Noviembre
    Despejado15°   20°
  • Lunes 2 de Noviembre
    Despejado16°   22°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Veredas rotas, responsabilidades compartidas

Los frentistas son responsables del mantenimiento general, las empresas de servicios de arreglar lo que rompen y el gobierno porteño de solucionar el deterioro producido por los árboles y sus raíces. 

Email This Page
vereda rota

El estado de las veredas porteñas hace que caminar por ellas resulte una carrera de obstáculos, espe­cialmente para personas con movilidad reducida o padres llevando el cochecito de sus bebés. Lo que no siempre resulta muy claro para los porteños es quien debe ocu­parse de repararlas.
En principio, y en caso de que la rotura se deba al desgaste natural, los responsa­bles son los frentistas. Si la rotura fue oca­sionada por una empresa de servicios, es ella la encargada de repararla. El gobier­no, por su parte, debe reparar las veredas cuando se hayan deteriorado por el creci­miento de los árboles y sus raíces y, excep­cionalmente, cuando haya sido ocasionado por una empresa de servicios.
Las responsabilidades están regidas por la ordenanza N° 33.721 y por el Código de Edificación.
“Ingresan un promedio de 1.700 recla­mos por mes y estamos resolviendo unos 2.500 reclamos en ese lapso, la diferencia entre ambos números son reclamos anti­guos que se están normalizando. La causa más común de rotura es por arbolado y em­presas de servicios, en menor proporción por acción del tiempo”, aseguran desde el Ministerio de Ambiente y Espacio Públi­co del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Y recuerdan que, para hacer un reclamo, los vecinos puede llamar al 147, dejarlo asen­tado en la página del Gobierno de la Ciudad o acercarse a su Centro de Gestión y Participación.
Frente a la gran cantidad de reclamos presentados por los ve­cinos, quienes denunciaban que empresas de servicios públicos rompían las veredas y no las repa­raban, el Ministerio de Ambiente y Espacio Público implementó, durante 2012, un esquema con­trolador para intimar a las compa­ñías que no cumplan con el cierre de veredas. Las multas pueden llegar hasta los $150.000 para los casos en que abran la vereda sin permiso o no cumplan con los requisitos exigidos.
Además, se creó un grupo de 18 verifi­cadores que mensualmente constataron un promedio de 3.500 aperturas de veredas en toda la ciudad durante 2012. “A par­tir del nuevo modelo de fiscalización, los incumplimientos en los cierres de apertu­ras pasaron de un 45% a un promedio del 25%. De 18.582 verificaciones que se rea­lizaron durante todo 2012, 11.473 estaban cumplidas. Ahora, en los primeros meses de 2013, constatamos con satisfacción que los incumplimientos continúan bajando y que el promedio hasta el momento es del 22% de incumplimientos”, explica Diego Santilli, ministro de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad.
Tropezones y caídas
Otro punto importante es la responsa­bilidad civil. ¿Qué pasa si un vecino se cae en la vereda y se lastima? ¿Quién debe pa­gar por los daños ocasionados? “Según la ordenanza 33.721 de construcción y con­servación de veredas, la responsabilidad primaria y principal de la construcción, mantenimiento y conservación de veredas compete al propietario frentista. O sea que cuando la vereda está deteriorada, la res­ponsabilidad es del consorcio frentista”, aclara Diana Sevitz, abogada especialista en conflictos consorciales, mediadora y ár­bitro en los Tribunales arbitrales de consu­mo. Pero si la vereda fue afectada por obras de empresas de servicios, demarcaciones o colocación de alumbrado público el fren­tista no es responsable. “En estos casos la compañía debe entregar al frentista una constancia del deterioro que ocasione, de­biendo conservarla para demostrar que se encuentra exento de cualquier responsabi­lidad derivada de ese deterioro. Esta cons­tancia debe incluir denominación de la empresa, número de permiso otorgado por la Dirección de la Vía Pública y fecha. Si la empresa no cumpliera con este requisito, el frentista deberá hacer la denuncia a la Dirección de la Vía Pública, a fin de des­lindar responsabilidades”, explica Sevitz.
Sin estimaciones actualizadas sobre la cantidad total de veredas rotas, hay un foro que recoge las denuncias de los vecinos. Se trata del sitio http://www.buenosaires­vereda.com, iniciativa del ex legislador porteño Diego Kravetz (FPV), que creó un inventario y mapa interactivo de los esco­llos en veredas y calles.

En números

Según datos suministrados por el Ministerio de Ambiente y Espacio Público del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, en 2012 la Direc­ción General reparó 291.600 m2 de veredas y 3.100 vados por un monto de $ 118.285.480. Por su parte, en lo que va de 2013, ese organismo lleva reparados 165.330 m2 de veredas y 1.550 vados por un monto de $ 69.2 19.292.

 

dz/lr 

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario