Tiempo en Capital Federal

14° Max 10° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 70%
Viento: Noroeste 27km/h
  • Sábado 11 de Julio
    Cubierto  13°
  • Domingo 12 de Julio
    Cubierto10°   13°
  • Lunes 13 de Julio
    Despejado  10°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Venta ambulante: la pelea por las calles está en marcha

Un proyecto para concentrar a los vendedores en 32 ferias despertó la ira del comercio tradicional.

Por Patricio Eleisegui
Email This Page

Todo comenzó en el último tramo de 2010. Con la anuencia de Die­go Santilli, ministro de Espacio Público porteño, el diputado del Pro Bruno Screnci presentó en la Legislatu­ra un proyecto pensado para imponer lími­tes a la venta callejera que hoy prospera en la Ciudad de Buenos Aires. El objetivo: con­centrar a los comerciantes de la vía pública en los puestos y parques que ya funcionan en la Capital Federal. O, en su defecto, nu­clearlos en dos nuevas ferias que se crea­rían en la Recova (Leandro N. Alem y Paseo Colón) y en Diagonal Sur (Plaza de Mayo y Belgrano).

Pero la iniciativa, siempre respaldada por el macrismo y cuyo tratamiento quedó finalmente para este año, se encontró con un enemigo no previsto: los mismos comer­ciantes que, según Screnci, busca proteger el potencial marco legal. Sin dejar de de­finir al proyecto de «legalizador de lo ile­gal» y «alentador de la evasión», CAMEy Fecoba, las dos entidades que aglutinan al grueso de los pequeños y medianos empre­sarios porteños iniciaron el 21 de diciem­bre una campaña de afiches en la vía pú­blica y denuncias en los medios mediante la cual buscarán que la propuesta no sea tratada cuando se reinicie la actividad en la Legislatura.

«Lo que se hará con esta ley, si avan­za y se aprueba, es justificar la invasión que hoy muestra el espacio público de la Ciu­dad. Aunque en el proyecto se habla de ar­tesanías en un punto, en otros se avala la venta de productos como discos o películas, cuyo origen nunca es controlado», aseguró a Diario Z Vicente Lourenzo, secretario de CAMEy vicepresidente segundo de Fecoba.
Para ambas entidades, la intención del macrismo lejos está de proteger a un sector que, lo afirman sus protagonistas, «sufre cada vez más el acoso de lo ilegal y lo pirata». En esa dirección, inves­tigaciones como la di­vulgada recientemente por la Cámara Argen­tina de Comercio (CAC), precisan que «la venta callejera subió hasta un 50 por cien­to en Buenos Aires durante el último bimes­tre de 2010».

«Permitir que una ley así se apruebe se­ría una locura. En la peatonal Florida los co­merciantes enfrentan bajas en las ventas de más del 40 por ciento, y encima deben so­portar que se vendan en las veredas y a mi­tad de precio imitaciones de los productos que ofrece alguien que sí paga impuestos, alquileres y sueldos», sostuvo Lourenzo.

El proyecto de Screnci, al que tuvo acce­so Diario Z, fija la venta a través de puestos en treinta ferias callejeras y, además, propo­ne la creación de otros dos paseos comercia­les en la zona céntrica de Capital Federal. La medida establece los productos que podrá comercializar cada núcleo comercial -prin­cipalmente «manualida­des de pueblos origina­rios»-, y dictamina que sólo se podrán vender productos «industriali­zados y/o a gran escala» en los puntos Saavedra, Parque de los Patri­cios, Paseo del Retiro, Parque Centenario y Parque Lezama.

Precisamente este punto es el que más exacerba los ánimos entre los comercian­tes. «¿Quién va a controlar que lo que se venda en esas ferias se completamente ori­ginal o usado? En su momento logramos que no se trate el proyecto, y ese será nues­tro objetivo en los próximos meses. En lu­gar de cortarla, se está promoviendo la eva­sión. La Ciudad parece no darse cuenta que cada vez recaudará menos por impuestos», aseveró Lourenzo.

Bruno Screnci, autor de la propuesta, desestimó las críticas de CAMEy Fecoba por, en su momento, «criticar sin siquiera haber leído el proyecto». Y «no entender que lo que se busca es resguardar fuentes de trabajo que con esta ley podrán actuar dentro de lo legal».

«Al concentrar las ventas callejeras en una estructura de ferias lo que se hace es resguardar al comerciantes tradicional. De hecho, el proyecto establece cinco puntos en los que se podrá hacer reventa. Hoy fun­cionan nueve. Y se aumentará el control para cortar con la piratería. Todo eso pa­rece no ser visto por las cámaras», comen­tó a este medio.

Consultado respecto del futuro de la iniciativa, Screnci dio por sentado que in­sistirá para que el texto sea discutido en co­misiones a partir de febrero y, luego, sea elevado para su tratamiento. «Se frenó en diciembre, pero buscaremos que se aprue­be en estos meses. El énfasis está puesto en terminar con la piratería y ordenar lo que estamos viendo en la vía pública. Además se legaliza la figura del ‘armador’, que es quien hoy levanta los puestos y carece de todo tipo de protección laboral. La idea, in­sisto, es regularizar la comercialización en Buenos Aires», remarcó el legislador.

DZ/km

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario