Tiempo en Capital Federal

30° Max 24° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 48%
Viento: Este 32km/h
  • Jueves 21 de Enero
    Despejado23°   29°
  • Viernes 22 de Enero
    Despejado21°   29°
  • Sábado 23 de Enero
    Despejado24°   31°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Venderían 70 hectáreas públicas en la Comuna 8

Promueve la venta de 70 has de tierras fiscales en la Comuna 8. La tierra será más cara, dice, pero los vecinos de la comuna más pobre no serán desplazados por los inversores.

Por Franco Spinetta
Email This Page
karina_spalla

Candidata a renovar su banca, Karina Spalla se integró al PRO en 2002, en el equipo de Hacienda y Finan­zas de la Fundación Creer y Crecer. Después asesoró al bloque legislativo del oficialismo. e integró el gabinete de asesores del Minis­terio de Hacienda. En 2009 fue elegida le­gisladora y desde entonces preside la Comi­sión de Planeamiento.

Un mes en el que se están discutendo muchos proyectos…

Sí, son varias leyes que estamos discutien­do, muchas en la Comisión de Planeamien­to, donde tenemos el Plan Maestro de Co­muna 8, el Centro de Convenciones, la creación de la figura de Higiene Urbana dentro del Código de Planeamiento, el Ve­lódromo y el cambio de zonificación del predio del ITBA, que se va a mudar al Dis­trito Tecnológico. La semana pasada despa­chamos 14 proyectos de ley, Casa Propia, la catalogación de 60 inmuebles y hay otro expediente de más de mil inmuebles, la ha­bilitación para que los clubes puedan cons­truir en altura.

¿Por qué la acumulación?

Hay proyectos, como Comuna 8, que ve­nimos discutiendo hace un año y medio. Casa Propia lo ingresé a fines del año pa­sado. Hay muchos que vienen con su reco­rrido, el problema es que ahora se arma el cuello de botella, como cualquier Legisla­tura antes del recambio de bancas. Todos quieren meter sus proyectos, tanto del ofi­cialismo como desde la oposición.

¿Se tratarán antes o después de las elecciones?

Hay que ver cómo se llega con los acuerdos. La intención es sacar varios antes del 10 de diciembre. Hay muchos que son de doble lectura y audiencia pública, los que modifi­can el Código de Planeamiento y el Código de Edificación. Entonces hay que tratarlos con tiempo, para convocar a las audiencias, que vuelvan a comisión y otra vez al recinto para la segunda lectura. Por eso tenemos reuniones de comisión muy pegaditas.

La Ciudad será sede de los JJOO de la Juventud 2018. ¿Qué proyectos están relacionados con esa designación?

El proyecto del Plan Maestro de la Comuna 8, por ejemplo. En la Villa Olímpica van a vivir los atletas y las delegaciones. Son más o menos 2.000 viviendas, que una vez ter­minados los juegos, ingresarán al programa Primera Casa con prioridad para gente de la Comuna 8.

¿Cuál es el concepto del Plan Maestro?

Es un plan a largo plazo, 20 o 30 años. Es difícil plantear discusiones tan a largo pla­zo, sobre todo las que generan polémica. Lo fundamental tiene que ver con el desarrollo urbano, social y económico. Hoy, es la co­muna con menos densidad de población y con más espacios sin urbanizar. Todo lo que se indica en la ley, son espacios a los que se les cambia la zonificación para que se pue­dan construir viviendas. Estos terrenos son del Estado, pero no son parques. Una de las críticas es que vamos a lotear, por ejemplo el Parque Indoaemericano. Es una confusión. Son espacios tan amplios, que parecen es­pacios verdes, pero son verdes porque tie­nen yuyos. Entonces se rezonifica y sale a la venta. Cualquiera que lo compre y cons­truya ahí tiene un beneficio fiscal según la cantidad de metros que edifique. Es un por­centaje del m2 de la construcción, que des­pués lo van a poder desgravar en Ingresos Brutos, Sellos, etc. Ese es el incentivo por­que la gente quiere ir a vivir a la Comuna 8. Toda la plata que se recaude por la venta de esos terrenos, va para un fideicomiso en el Banco Ciudad, no en la Corporación del Sur –que fue uno de los cambios que nos pidie­ron y que hicimos-, que administrará el di­nero destinado a brindar servicios básicos a los asentamientos de la zona: agua, cloacas, luz. Más la puesta en valor de los complejos habitacionales.

¿No tiene en cuenta la urbanización?

Son cosas que dependen del Ejecutivo. Ha­blar de la urbanización sin decir cómo y con qué, es una utopía. Nosotros tenemos serias discusiones porque en realidad estamos di­ciendo cómo hacerlo. Si hacemos plan de urbanización sin fondos, es imposible.

Este proyecto pone en venta unas 70 hec­táreas. ¿Aaben cuánto se recaudaría?

La verdad que no porque es a largo pla­zo. Estamos pensando en una comuna a 30 años. No podemos hacer una proyec­ción, porque entra en juego variables ma­croeconómicas que no podemos manejar. El fideicomiso se va a componer también con el 2,5% del Plan Plurianual de Inversio­nes, como apoyo. Lo que queremos es se­guir invirtiendo en el sur. Y por supuesto, al invertir, incorporar y mejorar la infraestruc­tura, el precio de la tierra va a subir.

¿Para los vecinos no es perjudicial que suba el precio de la tierra?

Si vos hablás con la gente del barrio, quie­ren vivir mejor, reclaman obras que le ha­gan la vida más fácil. Que eso genere un impacto en el mercado, puede ser, pero no tiende a que la gente se vaya del barrio. Hoy en los complejos habitacionales no vive una sola familia: viven tres generaciones. Es gente que quiere quedarse. Todo lo que se desarrolle, por ejemplo las viviendas de la Villa Olímpica, van a quedar para el barrio y para gente de la comuna.

¿El gobierno no podría hacer, direc­tamente, viviendas sociales en vez de poner todos los lotes a la venta?

Es que nosotros, justamente, queremos que la gente se quede en la comuna y que viva mejor. El dinero destinado a los asenta­mientos es para que la gente se quede ahí, no para expulsarlos. La gente no se va a ir.

¿Cuáles son los beneficios para los in­versores?

Del proyecto original, quitamos el distrito Bio y el de Ciencias de la Vida. Quedó sí el Distrito del Deporte. En ese caso, las em­presas que fabriquen elementos deportivos deben instalarse en la comuna, tienen un beneficio fiscal. Esto no incluye oficinas, tie­nen que tener la planta en el sur. Tenien­do el antecedente de Parque Patricios, cree­mos que va a potenciar la zona. Además, genera trabajo en el lugar.

¿Hubo un cambio respecto de las con­cesiones de espacios públicos?

Sí, en el original se preveía que las conce­siones podían ser hasta 30 años. Eso se eli­minó. Incluía el Parque de la Ciudad, el Au­tódromo, el Golf. Quedó únicamente el desarrollo del Predio Ferial a 20 años. Y queda la posibilidad de que en esos lugares se desarrollen actividades puntuales. Van a seguir concesionándose bajo el régimen de concesiones de la Ciudad. El Autódro­mo tiene un concesionario por equis canti­dad de tiempo. Proponíamos ampliar el pla­zo, pero se quitó.

¿Este proyecto implica una transferen­cia de tierras públicas a los privados?

Yo no lo veo así, es un latiguillo de la oposi­ción. Son frases armadas, que las usan más en épocas electorales. Acá no se le está transfiriendo a ningún capital privado, es­tamos diciendo que si querés construir y podés comprar un terreno de esos, te da­mos todos los beneficios para alentar la in­versión. No estamos diciendo que se lo va­mos a dar a las empresas, está abierto a quien quiera comprarlo. Y la verdad, en­tran las leyes de mercado, que puede ge­nerar empleo, crecimiento, antes que tener lugares abandonados, donde es difícil ma­nejar el tema de la seguridad. Tienen que tener en cuenta que la Ciudad se mantie­ne con sus recursos. Para seguir haciendo inversiones no puede mantener un capital obsoleto. ¿Para qué le sirve a la Ciudad se­guir siendo dueña de esos terrenos que no le brindan un beneficio a nadie?

Otra crítica afirma que los beneficios para la gente de la comuna son meras enunciaciones.

Todo lo enunciativo tiene que ver con la idea del Plan Maestro, no con un simple proyec­to de ley. Pero además hay atribuciones del Poder Ejecutivo que no necesitan ley. Por ejemplo, cuando sacamos la ley para la creación del centro de carga y descarga en el Parque Roca, la contraprestación era que la empresa tiene que hacer una escue­la y un cemtro de salud. En el Plan Maestro está el predio para esas construcciones. No hace falta una ley para que el Ejecutivo em­piece o termine tal o cual obra. Por eso, es enunciativo porque tiene que ver con esta proyección a 30 años de la que hablamos. Si vos no le das ese marco, y hacés una ley que sea la venta de terrenos y el fondeo de un fideicomiso, no tiene contexto.

Es decir, sería la justificación de la ven­ta y el propósito del dinero que se re­caude.

Claro. Otro ejemplo: los vecinos reclama­ron la peatonalización de la calle Chilavert. Agregamos la enunciación, pero el Ejecutivo no necesita una ley para hacer una peatonal. Quedó dentro del texto porque los vecinos lo pedían. Nosotros tuvimos un error grande porque incorporamos un terreno que estaba afectado por la Ley 1.770, que dice que ese terreno es para viviendas de la villa 20. Los vecinos nos advirtieron y nosotros lo saca­mos porque estaba mal. Está fuera del loteo y del cambio de uso. Admito el error.

¿Por qué es un baldío todavía?

Es un baldío que tiene muchos problemas de contaminación, lo cual hace muy difícil que se cumpla con esa ley. Ahí estaba el cementerio de autos y el suelo está muy contaminado.

Necesitan 40 votos, ¿con quiénes están negociando?

Con todos. Yo ya me lo tomé como algo per­sonal, quiero que salga este proyecto.

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario