Tiempo en Capital Federal

24° Max 18° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 64%
Viento: Sureste 27km/h
  • Sábado 4 de Diciembre
    Cubierto con lluvias19°   23°
  • Domingo 5 de Diciembre
    Parcialmente nuboso con lluvias19°   22°
  • Lunes 6 de Diciembre
    Nubes dispersas18°   24°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 07/12/2021 03:10:46
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Vegetal: Punto y coma

Unipersonal alrededor de un paciente en estado vegetativo.

Por Roberto Durán
Email This Page
vegetal

Julio entra en un hospital en estado vegetativo. Sus padres, su hijo y la enfermera buscan la forma de conectarse a una persona que no responde a ningún estímulo. El argumento y el título de la obra bien podrían despertar un debate sobre la eutanasia, el sistema médico, el papel de la familia y una larga lista de disquisiciones.

Pero Vegetal no hace nada de eso, aunque toda la obra transcurre en una habitación blanca de hospital. Usa ese accidente para mirar desde el humor las distintas reacciones del entorno de Julio. Allí está su padre, que lo putea como si fuese un vago que se echó a dormir una larga siesta. “Vamos, vamos, levantate”, lo arenga, mientras le cuenta lo ocupado que está. La enfermera le habla con la mayor naturalidad del mundo porque sólo necesita hablar. Su hijo se cuelga de las sondas que lo conectan como si fuesen lianas en una selva…

Con dirección de Pablo Razuk, Claudio Pazos se hace cargo, con gran maestría, de interpretar a todos estos personajes. El actor ya había mostrado su talento en la multipremiada versión de Cachafaz, de Copi, dirigida por Tatiana Santana. Pazos pasa del niño inocente al padre torpe y luego a la enferma ruidosa; ensaya con talento una coreografía o el fragmento de una canción de Julio Iglesias.

Quizá el punto más flojo de la obra, sin embargo, sea la dramaturgia, a cargo del propio Pazos. Aunque la historia pone el ojo en el tiempo y en los vínculos, las escenas de los familiares de Julio frente a su camilla son caricaturescas y no producen sentido en torno al tema. Caen en la superficie de la manifestación; en una superficie opaca, que permite la risa y cierta identificación, pero no va más allá.

De todas formas, en ese mundo de sueros, jeringas y asepsia, Pazos logra algunos momentos muy risibles y patéticos, como su magnífica imitación de Julio Iglesias, con su tonada españolísima y su sensualidad impostada.

Vegetal. Viernes a las 23 en Korinthio Teatro (Mario Bravo 437). Entradas: $80. Jubilados y estudiantes: $60. Reservas al 2072-8803

Fuente Redacción Z
Email This Page
Comentarios (2)

Deja tu comentario