Tiempo en Capital Federal

24° Max 18° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 64%
Viento: Sureste 27km/h
  • Sábado 4 de Diciembre
    Cubierto con lluvias19°   23°
  • Domingo 5 de Diciembre
    Parcialmente nuboso con lluvias19°   22°
  • Lunes 6 de Diciembre
    Nubes dispersas18°   24°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 07/12/2021 01:49:27
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Valentina Bassi: ‘Me encanta esta ciudad’

Nacida en Trelew, vive en San Telmo hace diez años. Acaba de debutar en Televisión x la inclusión.

Por Lucila Rolon
Email This Page

Funciona así: Valentina Bassi (38) sonríe, y se para el mundo. Los hoyitos de sus cachetes, los dientes grandes y blancos, los ojos achinados forman un conjuro infalible. La actriz acaba de debutar en el ciclo que emite Canal 9, Televisión x la Inclusión, junto a Leonardo Sbaraglia. Pero se la puede ver, cualquier día, caminando gustosa las calles de San Telmo, donde vive hace casi diez años. Su lugar en el mundo, después de su terruño, Trelew.
¿Disfrutás estar en tu casa?
Sí, mucho. Por eso me gusta tanto vivir en San Telmo. Hay de todo, variedad pero en la gente. No hay un estereotipo de vecino como pasa en otros lugares como, no sé, Palermo. Eso me entretiene. Seguramente, en algún momento querré irme a un lugar más tranquilo, con más arbolitos… sobre todo por mi hijo. Tenemos que hablar a los gritos porque el tráfico hace que no escuchemos nada…
¿Qué queda de esa chica de Trelew?
Y… (mira al techo, hace la cuenta) Hace más de 15 años que vivo en Buenos Aires. Estoy muy aporteñada, obviamente, y me encanta esta ciudad. Pero la infancia pesa. A mí me gusta el silencio. Hay algo huraño que tenemos los patagónicos, algo como «no te voy a dar tanta bola, tan rápido».
¿Cómo fue tu infancia allá?
¡La playa! Acostumbrada al afuera, todo el tiempo, pero sobre todo en el verano. Es más, hoy por hoy, llega el verano y a mí me cambia el humor abruptamente. Ya no quiero trabajar ni hacer más nada que ir a la playa.
Dicen por ahí que siempre andás con una taza de té en la mano, en cualquier época del año.
Es cierto. En Trelew hace mucho frío. Tengo el recuerdo del olor de las estufas, del querosén que usaba mi mamá. ¡Y ahora yo tengo una salamandra!
¿Cuándo fue la última vez que fuiste al mar?
No voy a la playa hace un montón, me quiero matar… necesito irme sí o sí ahora. Lo que pasa es que mi hijo, Lisandro, era muy chiquito, no me parecía llevarlo. Pero ahora que ya tiene tres años, es momento. ¡Se va a volver loco!
¿Dónde pensás llevarlo?
A la Península… yo fui muy feliz ahí. De adolescentes, íbamos en carpa a Puerto Pirámides. Le tengo mucho amor al mar gracias a mis amigos pescadores que me enseñaron a compartir esa experiencia.
En la Argentina, uno dice playa, y piensa en la Costa Atlántica.
No me banco, no quiero, no voy a ir a esas playas en las que tenés que comprarte un pedacito de arena para estar con una sombrilla. Y después tenés un deck con no sé qué. Me gustan los lugares en los que podés ir a caminar tranquilo, sin que te vendan todo el tiempo cosas… En la Península hay playas así, claro, pero si vos querés, te vas y encontrás la arena y el agua.
¿Qué efecto tuvo esto en tu vida?
El contacto con la naturaleza es muy importante. Influyó en mi personalidad, nada que ver con la infancia porteña. Hay algo de esa libertad que me quedó en la piel. Y de despreocupación por un montón de cosas por las que suelen preocuparse algunos colegas, por la dinámica misma de esta profesión.
¿Por ejemplo?
La ropa. La apariencia. Parecen ser muy importantes en esta profesión y a mí me importan muy poco. No sé si me hace bien o mal como actriz, pero así soy yo. Cuando vine, lo primero que hice importante fue la peli del caso María Soledad. La primera vez que hablé con la vestuarista quedé muda. Yo tenía 23 años, ella me dijo: «Para tu personaje, yo pensé», y empezó a enumerar marcas de ropa. Yo no tenía idea de lo que me estaba hablando. Disimulé como pude y al otro día me fui sola a un shopping a estudiar marcas. Lo tuve que aprender.
¿Nunca te interesó tu apariencia?
No. Lo intenté pero desistí. No me interesa hacer propagandas de productos de belleza, de ropa. Yo soy actriz y quiero que me llamen para hacer trabajos de actriz. Pero creo que no soy así solamente por haberme criado en la Patagonia, también tiene que ver con la educación que uno recibe en su familia. Igual, lo que digo, también pudo haber sido la época. No recuerdo un consumismo tan masivo como el actual. Creo que es una mezcla de todo eso. Además, es muy difícil estar siempre linda allá: ¡el viento patagónico es terrible!


En pocas palabras

• Es oriunda de Trelew, Chubut. Vino a vivir a Buenos Aires a los 18 años. Debutó en cine a los 21, en El caso María Soledad.
• Fue una de las fundadoras de Teatro x la Identidad.

 

DZ/LR

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario