Tiempo en Capital Federal

20° Max 13° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 58%
Viento: Nordeste 20km/h
  • Domingo 25 de Septiembre
    Cubierto14°   18°
  • Lunes 26 de Septiembre
    Cubierto14°   21°
  • Martes 27 de Septiembre
    Parcialmente nuboso con lluvias15°   23°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 24/09/2022 17:30:41
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Usina del Arte, energía reciclada

Casi un siglo después, la construcción fue totalmente restaurada para dar lugar a un centro dedicado a la música y la plástica.

Email This Page
usinadelarte usinadelarte

En la intersección de Pedro de Mendoza y Caffarena se instaló la construcción más importante y emblemática de la Ítalo. La monumental obra, inaugurada en 1916, albergaba doce calderas que, a su vez, impulsaban cinco turbinas generadoras de energía eléctrica que luego se distribuía por la ciudad.

El frente, de ladrillo y piedra, está coronado por una enorme torre con reloj. El patio de acceso aún conserva el tanque cisterna original, los adoquines, las vías por las que se transportaba el carbón y el púlpito desde el cual Carossio arengaba a sus obreros. Los grandes ventanales de hierro forjado y los techos vidriados permitían la iluminación de todo el espacio.

Casi un siglo después, la construcción fue totalmente restaurada para dar lugar a la Usina del Arte, un centro dedicado a la música y la plástica.
La sala de calderas, donde antes reverberaba el bullicio de los obreros, hoy es un auditorio sinfónico con capacidad para 1200 personas. Su acústica fue elogiada por los especialistas. Los ingenieros Rafael Sánchez Quintana y Gustavo Basso –responsables del trabajo de acustización– aprovecharon la caja de resonancia del espacio y el gran espesor de las paredes de ladrillo e instalaron cuarenta reflectores de madera de guatambú para optimizar la calidad sonora. El aislamiento acústico de los ruidos exteriores fue logrado gracias a la colocación de un doble vidriado en todo el edificio.
La Usina del Arte alberga distintas exposiciones y espectáculos. En forma permanente, aloja la escultura Edificio, de Leandro Erlich, una enorme ilusión óptica participativa que sorprende a los visitantes.

En uno de los edificios aledaños, además, se instaló el Museo del Cine Pablo Ducrós Hicken, que expone vestuarios, afiches, fotografías y libretos originales del cine argentino.

Pero la usina atesora otro secreto.

Antes de que se construyera la planta de la Ítalo, en ese mismo terreno, Boca Juniors jugó sus primeros partidos de fútbol como local. Fue en 1905, cuando el club recién comenzaba a recorrer su historia y todavía no tenía un campo propio para jugar. Entonces adoptó la cancha del club Independencia Sud, ubicada justamente en los terrenos que hoy ocupa la Usina del Arte. El primer partido fue el 21 de abril de 1905 contra Mariano Moreno. Los bosteros golearon 4 a 0. Las paredes de esta usina que alguna vez iluminó la Ciudad todavía guardan los gritos de aquellos goles.

DZ/ fs

Fuente Redacción Z
Email This Page
Comentarios (1)

Deja tu comentario