Tiempo en Capital Federal

20° Max 15° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 47%
Viento: Este 19km/h
  • Miércoles 28 de Octubre
    Cubierto14°   20°
  • Jueves 29 de Octubre
    Despejado11°   17°
  • Viernes 30 de Octubre
    Despejado11°   17°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Urbanismo: De cómo rehabilitar edificios

La arquitecta Cristina Beatriz Fernández opina que los propietarios de viejos edificios en el centro y los barrios con menor poder adquisitivo podrían beneficiarse con nuevas líneas crediticias.  

Email This Page
cristina fernandez_consejo profesional de arquitectura cristina fernandez_consejo profesional de arquitectura

En 1974 eran pocas las mujeres que se recibían de arquitectas, una de ellas fue Cristina Beatriz Fernán­dez. A los pocos meses de graduarse se anotó en el Consejo Profesional de Arqui­tectura y Urbanismo de Capital Federal (CPAU) y desde entonces participa activa­mente en la entidad. Integró la comisión directiva, fue su secretaria general y ac­tualmente integra la comisión de Arqui­tectura.
–¿Cuál es su trabajo en el CPAU?
–Tenemos diversos programas, ahora estoy coordinando uno que se llama Moderna Buenos Aires, donde estamos rescatando los edificios que se hicieron a partir del año 1920, del modernismo, y los difundi­mos por medio de programas interactivos y de una página web.
–¿Por qué se suceden los derrumbes en la ciudad?
–La zona fundacional de la ciudad fue construida hace muchos años, es más vieja que Madrid. Por eso tanto el centro como sus barrios aledaños tienen muchas cons­trucciones de gran valor arquitectónico pero que se encuentran en mal estado. El problema de los derrumbes muchas veces es que no se tiene en cuenta para las nue­vas construcciones qué edificios hay a los lados y cómo están fundados. En CPAU aconsejamos que antes de construir un nuevo edificio se estudien bien las funda­ciones de los linderos.
–¿Cómo se ha solucionado este inconve­niente en otros países?
– Creo que la ciudad necesita una política de rehabilitación de edificios. Habría que producir incentivos para que las personas, sobre todo los propietarios de viejos edi­ficios en el centro histórico que no tienen mucho dinero, puedan rehabilitar sus edi­ficios y mejorarlos. En muchos países lo han resuelto otorgando créditos blandos.
–¿Quién es responsable en caso de de­rrumbes?
–Si un edificio es viejo, la responsabili­dad es de los propietarios, cuando se tra­ta de uno nuevo, toda la responsabilidad cae sobre el director de obra. Y pensamos que las leyes actuales se extralimitan en ese aspecto. Los directores de obra somos para el Código Civil una de las tres profe­siones –junto con los médicos e ingenie­ros– que tenemos responsabilidad civil y penal. Nuestra pelea también es compartir responsabilidades, que no caiga siempre sobre nosotros; también debería recaer so­bre los propietarios o aquellos que bajan costos para que las construcciones sean más baratas sin cumplir reglamentaciones. También debieran ser responsables las empresas constructoras y las compañías que hacen excavaciones y no toman los re­caudos suficientes.
–¿Cómo ve a la ciudad en materia edili­cia?
–Hay zonas de la ciudad que no necesitan de la ley 257 de Conservación y manteni­miento de balcones y otras partes de los edificios, porque tienen buen nivel econó­mico y la gente cuida mucho sus edificios. Pero veo otros barrios que están muy degra­dados, como el Abasto, Parque Patricios, el centro o Constitución, donde hay viejos y hermosos edificios pero los vecinos no tienen dinero para rehabilitarlos.
–¿Qué le gusta de Buenos Aires como urbanista?
–Me gusta la arquitectura de Buenos Ai­res, la mezcla de lo nuevo y lo viejo. Esa mezcla de un edificio rehabilitado viejo junto a uno nuevo, con las nuevas ten­dencias arquitectónicas. Los europeos construyeron su homogeneidad a través de siglos, nosotros somos nuevos y me gusta esa mezcla .

 

Datos de perfil
Está casada con el arquitecto Martín Huberman. Tiene dos hijos, el cineasta Jorge Gaggero de su primer matrimo­nio y el arquitecto Martín Huberman, de su actual esposo, y dos nietos: “ Felipe tiene 10 años y Dante, 6, me encanta estar con ellos”.
Cristina Beatriz Fernández nació en 1948 en Palermo, donde vivió varios años. Luego se mudó a Vicente López. “Vengo a Capital dos veces por semana, los demás días trabajo desde mi casa porque el transporte es un problema”, dice.
“Me gusta leer novelas y libros de arquitectura, también me encanta tejer y coser”, concluye.

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario