Tiempo en Capital Federal

20° Max 13° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 58%
Viento: Nordeste 20km/h
  • Domingo 25 de Septiembre
    Cubierto14°   18°
  • Lunes 26 de Septiembre
    Cubierto14°   21°
  • Martes 27 de Septiembre
    Parcialmente nuboso con lluvias15°   23°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 24/09/2022 15:49:59
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Urbanismo: César Jannello, una ciudad, un puente, una silla

Pionero en teoría y diseño, su arte está plasmado en Recoleta y en mobiliario de uso diario.

Por Carolina Muzi
Email This Page

Recién en el último febrero, cuando la intervención vibrante de la panza del puente de la avenida Figueroa Alcorta levantó adhesiones y rechazos, el nombre del arquitecto César Jannello tuvo una divulgación más acorde con el peso de su figura. Al menos entonces se supo que ese estilizado tramo elevado de hormigón debe su autoría al propio Jannello quien, junto con Silvio Grichener, lo diseñó como parte de las obras urbanísticas que dirigió para el Sesquicentenario, en 1960.

El puente de la avenida Figueroa Alcorta fue intervenido a comienzos de este año por los arquitectos suizos Sabina Lang y Daniel Baumann- especialistas en este tipo de manifestaciones artísticas-, en el marco del proyecto cultural multidisciplinario transfronterizo Of Bridges & Borders. La intervención llevó como título Beautiful Bridge # 1.

Legado diseminado entre Buenos Aires y Mendoza, adonde emigró a fin de los años 40, a Jannello se debe, entre otras cosas, la creación de la cátedra de Semiología Arquitectónica en la Universidad de Buenos Aires. Su legado urbano incluye en la memoria de las ciudades las ferias «de América» en Mendoza y «del Sesquicentenario» en Buenos Aires.

Arquitecto perteneciente a la segunda generación de modernos, realizó experiencias de diseño mobiliario, entre ellas una emblemática silla que es reconocida mundialmente por su aporte formal y funcional, la W. En estos días, su figura vuelve a cobrar fuerza gracias a la reedición de estos asientos que acaba de lanzar su nieta María Jannello con el diseñador mendocino Wustavo Quiroga, juntos al frente de un proyecto de edición de mobiliario moderno y contemporáneo que lleva como estandarte el apellido del arquitecto.

A mediados de los 40, durante la construcción de la Casa del Puente realizada por su guía, Amancio Williams, en Mar del Plata, Jannello utilizó materiales de la obra para esbozar su primera silla, que dará origen a la zaga W, una serie de asientos donde experimenta a lo largo del tiempo con las estructuras, los soportes de asiento y respaldo y sus variantes constructivas de armado-desarmado. Esta silla, por su poder de síntesis formal y funcional, se convirtió en un ícono del diseño latinoamericano y, sin duda, ocupa el segundo lugar en importancia detrás de la afamada BKF, de Bonet, Kurchán y Ferrari Hardoy.

Ahora con flamante reedición en colores inéditos, la silla W potencia los recursos materiales disponibles y hace de la limitación su mayor virtud, una lección que marca a las huestes del diseño argentino. Además de su aporte formal, cuenta con la particular característica de ensamblarse por calce sin utilizar tornillos y aprovechar la elasticidad del acero como cualidad ergonómica en el respaldo.

En Buenos Aires, Jannello es nombrado director técnico de la Oficina de Planificación y Arquitectura de la Exposición Nacional del Sesquicentenario de la Revolución de Mayo. Bajo el gobierno de Arturo Frondizi debió coordinar en muy poco tiempo la realización de una feria para promocionar aspectos desarrollistas, tecnológicos y comerciales. Ubicada en Recoleta, la feria dejará para el recuerdo stands como el Monumento al flujo de capitales, representado por cuatro monedas gigantes suspendidas en el aire; CristalPlano, con una interacción visual con el espacio destacable; IBM, donde se vio la primera megacomputadora o la Comisión de Energía Atómica de Estados Unidos. Hoy en día se pueden apreciar el pabellón de la Comisión Nacional de Cultura anexo al Museo Nacional de Bellas Artes y el puente de Figueroa Alcorta.

Teorías porteñas

En su etapa porteña, Jannello se dedicó al desarrollo de investigaciones y a dictar clases. Algunos aportes lo convierten en un pionero teórico a nivel mundial.

Sus discípulos continuaron sus aportes. Claudio Guerri dio lugar al «paradigma táctico», una gramática de la forma, complementario al «Diccionario de la forma» que armó Jannello y reconocido a nivel internacional. Otro heredero, José Luis Caivano, continúo otros aspectos de la visión como el color y las «cesías», término que refiere a la clasificación del fenómeno de la luz sobre un cuerpo.

Actualmente, la nieta de Jannello trabaja en la reedición de las sillas W. «Para reproducir los modelos originales hubo que investigar todo el proceso de transformación y producción que realizaba con sus diseños, conocer materiales afortunados para sus ensayos de prueba y error, y armar una red de producción que sostenga la calidad de mano de obra que realizaban, por ejemplo, los ebanistas en aquellos años», cuenta María Jannello.

El catálogo de productos está formado por una colección de modelos que fueron elegidos por su valor histórico o interés actual. Las reediciones de productos implican un análisis del momento en que fueron creados y los rediseños, una intervención estudiada para no alterar su forma o función. El lanzamiento lleva las sillas W modelo original, edición limitada, y la versión seriada en colores o enchapados de madera; y la silla K con diferentes encordados y su versión en cuero criollo. El retorno ha comenzado.

DZ/km

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario