Tiempo en Capital Federal

16° Max 12° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 63%
Viento: Noroeste 10km/h
  • Domingo 16 de Mayo
    Cubierto12°   17°
  • Lunes 17 de Mayo
    Cubierto11°   17°
  • Martes 18 de Mayo
    Muy nuboso11°   15°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Urbanismo: C.C. San Martín, clásico y moderno

En su 40º aniversario estrena importantes reformas. Diario Z lo recorrió junto al arquitecto a ca

Por jose-medrano
Email This Page

Gonzalo Etchegorry es arquitecto y a fuerza de trabajo llegó a hacerse cargo de una de las reformas más importantes ocurridas en la Ciudad en los últimos años: la del Centro Cultural San Martín. La obra que dirige fue ideada por el arquitecto Mario Roberto Álvarez, e incluye los seis subsuelos y la plaza exterior, que se inaugurarán este mes, el salón «AB» y la Torre.

El Centro Cultural San Martín fue constuido por el estudio del arquitecto Álvarez en 1970 y sirvió como sede de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (Conadep), de la primera Legislatura de la Ciudad y de foros, encuentros y debates. Además brindó por más de tres décadas conferencias, congresos, talleres, exposiciones y espectáculos.

Consciente de la relevancia del lugar, Etchegorry aclara que las actividades no se interrumpen por la obra. «El Centro va a continuar con todas sus acciones cada vez con tecnología más moderna», promete. Los pisos inferiores, que fueron recuperados y rediseñados, llevarán en su interior el Núcleo Audiovisual de Buenos Aires y su archivo fílmico, un teatro no convencional y dos salas de cine. Se trata de 8.500 metros cuadrados que se ganaron a pesar de cambios de gobierno, y que ya laten bajo tierra.

UN RECORRIDO

«Las napas de Buenos Aires subieron varios metros desde que se inauguró este Centro y hubo que construir una sala de bombeo para redireccionar el agua», comienza Etchegorry ya en las entrañas del edificio. Y aquí, en el sexto subsuelo, una marca muestra adonde llegaba el agua cuando comenzaron las reformas.

Este subsuelo será no sólo la nueva sala de máquinas sino también el lugar de los vestuarios y los talleres de mantenimiento. Al pasar al próximo nivel -un entrepiso-, Etchegorry explica que el pasillo que ahora atravesamos no existía. Era parte de los cimientos originales que, tras ser demolidos, permitieron aprovechar más de 6 mil metros cuadrados. Llegamos a una habitación repleta de tableros titilantes: «Ésta es el área de control inteligente: ascensores, iluminación y aire acondicionado. Va a ser un edificio con toda la tecnología», muestra Etchegorry, mientras la gente que ahora camina por la Plaza de las Américas, en la esquina de Sarmiento y Paraná, no imagina que abajo existe algo semejante.

En el quinto subsuelo -el de los cines- hay dos salas simétricas que prometen equipar con tecnología digital de última generación. A los recintos sólo les faltan las puertas de madera insonorizadas, ya que por un error en el proyecto original se colocaron puertas de vidrio. En este piso también habrá una librería, un bar -habrá uno por subsuelo- y videowalls que proyectarán las carteleras. En el medio se alza la escalera mecánica que lleva a la superficie. El lugar promete ser luminoso y ventilado.

Las salas permiten hasta tres proyectores que tiran varias imágenes a la vez. En el plan original del realizador Rodolfo Hermida cada recinto debía ser una caja negra con proyección en todas las paredes y el techo, y con almohadones donde los visitantes pudieran acomodarse. «Lamentablemente esa idea no prosperó», cuenta Etchegorry, y agrega que la potestad de la obra es del Gobierno de la Ciudad.

Ascendiendo un piso más, se encuentra la sala de teatro no convencional: «Este lugar es muy interesante ya que tiene una serie de parrillas en el cielo raso para hacer eventos interactivos con gradas móviles y una capacidad para 120 personas», explica el arquitecto. «Aquí hubo que hacer grandes demoliciones porque tenía techos muy bajos, así nacieron los entrepisos y se lograron dobles alturas para espectáculos al estilo de De la Guarda».

Además, un piso más arriba, hay otra sala para teatro convencional junto con todos los camarines.

Finalmente, ya en el primer subsuelo, todo está bien iluminado y hay un movimiento intenso de personas trabajando. En este lugar funcionará el área más innovadora del San Martín: el Núcleo Audiovisual de Buenos Aires. Esta zona brindará infraestructura y servicios para aquellos profesionales que deseen realizar sus producciones con la tecnología y el asesoramiento adecuado. Estarán los archivos históricos en video, salas de edición, copiados y producción. Se prevé la inauguración a futuro de un canal de televisión y una radio, aunque Etchegorry prefiere no precisar fechas aún. Este subsuelo tendrá su entrepiso con servicios como cajero automático, boletería y una tienda temática.

Al emerger de las entrañas del Centro Cultural, se puede ver la imponente cúpula vidriada que el arquitecto calculó al detalle para que refleje la fachada renovada del lugaDZ/scr.

Es el final del recorrido por el Centro, ahora sólo resta esperar algunos días para empezar a disfrutarlo.

DZ/sc

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario