Tiempo en Capital Federal

31° Max 24° Min
Muy nuboso
Muy nuboso

Humedad: 49%
Viento: Este 22km/h
  • Lunes 20 de Enero
    Parcialmente nuboso26°   35°
  • Martes 21 de Enero
    Nubes dispersas25°   30°
  • Miércoles 22 de Enero
    Despejado22°   27°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Una semana no tan santa

Nuestra columnista Vera Killer decidió pasar las Pascuas fiel a su estilo y asegura que en estos días todo la lleva a determinadas devociones que la invitan al recogimiento.

Por Vera Killer
Email This Page
angel

Al final, por una cosa o por otra, siempre termino pensando en Justine y Juliette y no puedo evitar tenerlas presentes gran parte del tiempo. Creo que todas las chicas judeocristianas de occidente somos un poco como estas dos hermanas huérfanas pensadas por el Marques de Sade entre fines de 1700 y principios de 1800. Mi vida, como la de tantas, es un debate entre los infortunios de la virtud y las prosperidades del vicio. A la que no le pase es una mentirosa, o una reprimida.

¿Por qué le decimos “vicio” a lo que en realidad es bueno y “virtud” a lo aburrido? El lenguaje y el mundo están mal. Mi moral y ética son las del goce. Es decente tener sexo, pasarla bien, estar contentos. Por eso mi liturgia en semana santa, y el resto del año, es el disfrute. Esa es mi religión. Lo decidí hace unos años y llevo adelante todos los rituales necesarios para cumplir el mejor mandato.

Dos feriados, un sábado y un domingo, todo junto. Es el paquetito de días libres ideal para acercarse a lo bueno, que se comienza a preparar en los días previos. Se pierde un poco la noción del tiempo, es posible dejarse llevar entre la gula, la pereza y la lujuria, tres de mis verdaderas virtudes favoritas, a las que me aboco religiosamente. Hace un  tiempo que vengo comulgando con un chico hermosamente non sancto y el plan para el fin de semana largo es volver a la vida una y otra vez.

Esta es nuestra cronología procesional: empezamos el domingo pasado, pura pasión, con un anticipo, apenas una muestra y promesa de lo que sabíamos que viene después. Lunes y martes no nos vimos, no hablamos. Yo junté ganas, eso es seguro. El miércoles ya me sentía en un mundo de tinieblas, pero hoy es jueves, santo, luminoso. A la noche vamos a cenar, regar con vino la comida y después juramos que dormiríamos juntos, porque el viernes es adoración y recogimiento. Sábado y domingo el plan es festejar, repletos de alegría, así que no creo que esté disponible. No llamen.

Les recomiendo a todos, queridos, hacer del goce su culto y dedicarle al menos una vez al año una semana entera de ceremonias alegóricas para conmemorar la virtud natural de revolcarse y hacer cositas sagradas. Amén.

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario