Tiempo en Capital Federal

17° Max 13° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 66%
Viento: Sureste 34km/h
  • Jueves 22 de Octubre
    Cubierto con lluvias14°   17°
  • Viernes 23 de Octubre
    Cubierto17°   21°
  • Sábado 24 de Octubre
    Cubierto18°   22°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Una crisis antigua

Por Silvina Gvritz, Doctora en Educación.

Por silvina-gvritz
Email This Page

Una nota de un co­nocido diario del 20 de mayo del 2005 nos re­cuerda que el problema de infraestructura escolar en la Ciudad no es nuevo. La lectura del artículo nos per­mite concluir que la toma de colegios para reclamar mejoras tampoco es novedad. En aquel momento se tomaron más de 20 escuelas. Estos antecedentes descartan los argumentos del macrismo que pretenden reducir la protesta a un plan de la oposi­ción para minar su gobierno.

Es necesario entender que existe un problema real: los edificios de un número importante de las escuelas secundarias de la Capital están en malas condiciones. El problema viene de la década del 90 cuan­do se transfieren las escuelas (en estado muy precario) de la Nación. Sin embargo, desde aquel entonces hasta hoy es poco lo que se hizo por mejorar la infraestructura.

La situación se agrava con esta gestión porque en la campaña electoral el PRO se presentaba como un gestor eficiente. Sor­prendente: dos años después de iniciado este gobierno, tenemos una ejecución presupuestaria de apenas el 7% en el ru­bro infraestructura y los edificios siguen en mal estado. Lo que es más grave aún es que no se conocen planes maestros de mejora. Nadie sabe cuándo, por fin, una de las ciudades más ricas del país, conta­rá con edificios de los que podamos estar orgullosos. En síntesis, el contenido del reclamo de los estudiantes debe ser aten­dido a la brevedad y son ellos quienes, con estrategias poco felices, hacen pública la situación. El segundo paso resulta de ana­lizar la forma en que estos adolescentes reclaman. ¿Podemos los adultos propiciar y celebrar este tipo de medidas? De ningu­na manera.

Sin embargo resulta indispensable para evitar estos episodios comprender por qué no funcionan los canales institu­cionales para los reclamos. Supervisores, directivos, docentes y padres plantean el tema desde hace tiempo. Lo cierto es que las autoridades, por miles de motivos, no toman cartas en el asunto. El reclamo, cuando se utilizan los canales instituidos, llega a las autoridades como uno entre muchos. ¿Cómo conseguir que la polìtica lo priorice? Cuando los estudiantes toman colegios o cortan calles buscan aumentar el volumen de sus voces. Saben que los medios de comunicación masiva estarán allí y saben que en la época de la telepolíti­ca, este tema, que en la agenda guberna­mental estaba en último lugar, pasará a ser prioritario. Entonces. ¿la culpa de lo acon­tecido puede atribuirse a los estudiantes? ¿No precisaríamos de otra política que mire más el largo plazo y que establezca prioridades inteligentes y consensuadas, que escuche las necesidades?

Estos acontecimientos se repetirán mientras se subejecuten partidas, los pro­blemas no encuentren solución y el diálo­go sólo exista si es mediático.

 

Fuente Especial para Diario Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario