Tiempo en Capital Federal

20° Max 13° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 58%
Viento: Nordeste 20km/h
  • Domingo 25 de Septiembre
    Cubierto14°   18°
  • Lunes 26 de Septiembre
    Cubierto14°   21°
  • Martes 27 de Septiembre
    Parcialmente nuboso con lluvias15°   23°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 24/09/2022 15:49:59
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Una caja de Pandora

Fondo Común de Inversión, Boca Crece, fideicomiso para remodelar la Bombonera y contrato con Nike.

Email This Page

Durante la gestión de Macri en Boca se creó un Fondo Común de Inversión para comprar y vender jugadores. Después de funcionar durante seis años, la Justicia ordenó disolver ese fondo porque resultaba perjudicial para el club. Según se supo, en el fondo de Boca había invertido dinero incluso Alfredo Davice, ex presidente de River. Los grandes ganadores de aquella operación fueron empresarios que pusieron dólares para adquirir futbolistas. De ese modo, la propiedad de los pases se hizo difusa, al punto que Diego Maradona le dedicó declaraciones sarcásticas: «Cuando entra plata, no se sabe entre quiénes se reparte. Por eso le dije a Guillote (por Guillermo Cóppola): fijate, en una de ésas también estamos nosotros».

Miembros de las listas opositoras del club aseguraron que, mientras existió, el Fondo movió alrededor de 150 millones de dólares en la compra y venta de jugadores, pero un porcentaje no menor a 40 millones de dólares correspondientes a comisiones e intermediarios no quedaron el club. En aquellos años, con la venta del jugador «ganaba el Fondo (que tenía acciones hasta de TyC Sports), después ganaban los intermediarios y por último Boca», describe un dirigente que prefiere el anonimato. Según explica la misma fuente, empresarios del medio habrían cobrado un 15% sobre el porcentaje que recibían los jugadores por su venta y el pago se hacía con cheques endosados en bancos suizos.

Otra creación financiera de Macri fue Boca Crece, una sociedad anónima constituida bajo el nombre de Bo-K SA, en la que participaba la empresa del Grupo Clarín, Inversora de Eventos. El objetivo era explotar todo lo relacionado al merchandising, televisación de partidos, eventos y amistosos, excepto la indumentaria deportiva del club. La presidía el ex tesorero Orlando Salvestrini.

También se creó un fideicomiso para remodelar la Bombonera. Ese fideicomiso debía desintegrarse este año y, por lo tanto, había que devolver la plata. El actual presidente, Amor Ameal, logró postergar ese vencimiento hasta 2013 a pesar de la oposición cerrada del sector macrista de la comisión directiva.

Ameal, por su lado, firmó un contrato publicitario por cuatro años con Nike, a cambio de 29 millones de dólares. Nike adelantó una parte de ese monto y así Boca pudo pagar un seguro que había fijado el fideicomiso. «Nos dejaron ese problemón y encima nos votan en contra», dijo entonces un allegado de Ameal.

Los macristas no querían el contrato con Nike porque tenían otro con la brasileña Olympikus, que ofrecía 40 millones de dólares pero ningún adelanto. Olympikus recién empezaba a pagar en diciembre de ese año, después de las elecciones y cuando, según esperan, el macrismo haya vuelto al poder en Boca.

DZ/km

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario