Tiempo en Capital Federal

21° Max 18° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 92%
Viento: Suroeste 23km/h
  • Lunes 26 de Octubre
    Despejado15°   21°
  • Martes 27 de Octubre
    Despejado14°   19°
  • Miércoles 28 de Octubre
    Cubierto con lluvias14°   18°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Un teléfono que sabe (casi) todo

Cómo funciona el Servicio de Consultas de la Academia Argentina de Letras.

Por enrique-duran
Email This Page

La Academia Argentina de Le­tras está en un viejo edificio de Reco­leta, sobre Sánchez de Bustamante, al lado del Museo de Arte Decorati­vo. Adentro, los salones son inmen­sos y el clima algo solemne; hay ofi­cinas con capacidad para cuatro o cinco personas que apenas tienen un funcionario, una computadora, pocos muebles y decenas -incluso miles- de libros. En el cuarto piso, funciona el Servicio de Consultas. Pedro Rodríguez Pagani y Josefina Raffo llevan adelante el consultorio telefónico, en el que evacuan des­de las dudas más técnicas y comple­jas hasta las más simples de acen­tuación y uso de comas; además, se encargan de contestar las pregun­tas que llegan vía correo electróni­co y otras de orden legal. El servicio tiene más de 30 años. En un prin­cipio funcionaba por correo pos­tal y teléfono y luego se cambió por el e-mail (consultas@aal.edu.ar). En promedio, responden unas 20 llamadas y cinco correos diarios.

«Las personas que más llaman son oficinistas, publicistas, secre­tarias de ministerios y empresas, traductores y docentes. En gene­ral, las consultas son espontáneas y todos quieren resolver la duda en el momento. Las más frecuen­tes son las preposiciones, los usos verbales y gramaticales y el clási­co ‘cómo se escribe’ tal palabra», cuenta Raffo.

«La idea del servicio telefóni­co -agrega Rodríguez Pagani- es resolver una cuestión puntual y en el momento. Cuando requiere de una mayor investigación, pedimos que nos manden la pregunta por correo electrónico y la contesta­mos en un plazo de 48 horas há­biles. Las consultas sobre los mis­mos temas son recurrentes.»

Basta hacer la prueba. Si llama de lunes a viernes, de 13 a 19, al 4802-3814 (interno 4), atenderán ellos. Y las res­puestas suelen ser rápidas. Raffo y Rodríguez Pagani tienen un proto­colo de obras online que consultan con frecuencia: el Diccionario Pan­hispánico de Dudas, el diccionario de la Real Academia Española y una selección de las obras lexicográficas impresas en la Argentina, además de las ediciones con argentinismos.

«Hay una pregunta muy cu­riosa: ¿existe o no tal palabra? Yo siempre digo: si la usamos y la en­tendemos, existe. No hay una va­riedad lingüística más correcta que las otras. En este servicio, respon­demos las necesidades más comu­nes de los hablantes argentinos», explica el hombre. «Desde hace un tiempo -agrega su compañe­ra- reconocemos el voseo y res­pondemos a las pautas de nuestra variedad dialectal, que es la riopla­tense; pero apuntamos a que el hablante domine las formas más generales del idioma, una lengua estándar.»

El servicio también atrae ob­sesivos y maniáticos. «Hay usua­rios a los que ya reconocemos por la voz y gente que llama para re­solver un crucigrama», cuenta Ro­dríguez Pagani. «Hace unos días -dice Raffo-, una mujer se largó a llorar. Comenzó a preguntarme el nombre de sombreros de los años 20. Se puso muy nostálgi­ca.» Cada tanto llaman personas que se olvidaron de una palabra y «y es difícil porque tenés que ha­cer muchas preguntas para poder ayudarlos». ¿Es correcto decir pre­sidenta? ¿Los pronombres éste, ése y aquél llevan acentos? Con sólo marcar un número, Pedro y Josefina tienen la respuesta.

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario