Tiempo en Capital Federal

13° Max 8° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 70%
Viento: Norte 12km/h
  • Martes 3 de Agosto
    Parcialmente nuboso  14°
  • Miércoles 4 de Agosto
    Muy nuboso10°   14°
  • Jueves 5 de Agosto
    Parcialmente nuboso11°   16°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Un té para salvar a la histórica Confitería Del Molino

La organización «Basta de Demoler» convoca a «volver a tomar el té» en la confiteria Del Molino.

Por Karin Miller
Email This Page

La organización «Basta de Demoler» realizó una convocatoria para hoy a «volver a tomar el té» en la histórica Confitería Del Molino, frente al Congreso Nacional, con el propósito de lanzar un salvataje al edificio que data de 1917. Además, difundirán los detalles de un proyecto de ley, en estudio en la Legislatura, para la restauración y puesta en valor de la estructura abandonada.

La invitación es para las 11 en la parte externa de la ex confitería, sita en Rivadavia 1801, bajo la consigna «con el deseo de que en este edificio patrimonial, que abrió sus puertas en el Centenario de la Revolución de Mayo, lo vuelva a hacer en el Bicentenario».

Según informó la entidad organizadora en un comunicado, «existe otra forma de ´demoler´ y es dejar todo como está, porque el paso del tiempo acaba de derribar lo poco que queda de nuestro pasado».

Por ello, lanzó la convocatoria para «volver a tomar el té» en Del Molino, la histórica confitería que abrió sus puertas en 1821, en la esquina de las calles de las Torres y Somavilla, años más tarde, Federación y Garantías y en la actualidad Rivadavia y Rodríguez Peña.

Con su nombre en homenaje al primer molino harinero instalado en la Ciudad de Buenos Aires, se trasladó en 1905 a la esquina de Rivadavia y Callao con motivo de la construcción de la Plaza Congreso, a un edificio donde se levantaba una vivienda de dos pisos con negocio en la planta baja, perteneciente a Cayetano Brenna quien, posteriormente, encargó la construcción de la actual sede.

El nuevo edificio, inaugurado en 1917, fue proyectado y construido por el arquitecto italiano Francisco Tereso Gianotti, incluye también los tres subsuelos donde se producía y fabricaba la pastelería que luego de ofrecía a los comensales.

Los años posteriores, la confitería registró las visitas continuas de los legisladores, pero también pasaron Oliverio Girondo, Roberto Arlt, Enrique Santos Discépolo, Homero Manzi, Aníbal Troilo, Tita Merello, Carlos Gardel, Irineo Leguizamo, Alfredo Palacios, Olinda Bozán y Amado Nervo.

Para 1997, Del Molino cerró sus puertas por vacaciones un 24 de enero y no volvieron a abrirse.

Ante ello, la Legislatura debate un proyecto destinado a «declarar de utilidad pública, y sujeto a expropiación, por su valor histórico y cultural» el edificio, los bienes muebles, instalaciones originales existentes y los bienes intangibles.

Asimismo, la iniciativa, del legislador Eduardo Epszteyn, prevé que el Gobierno de la Ciudad «proceda a la restauración y puesta en valor de la totalidad de la fachada y las terrazas, incluyendo la cúpula».

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario