Tiempo en Capital Federal

18° Max 13° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 82%
Viento: Suroeste 28km/h
  • Lunes 28 de Septiembre
    Despejado11°   19°
  • Martes 29 de Septiembre
    Muy nuboso14°   20°
  • Miércoles 30 de Septiembre
    Cubierto13°   21°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Un shopping que escupe agua

La enorme mole del DOT no mejoró la vida de los vecinos, que dicen que los desagues del centro comercial protegen sus estacionamiemtos subterráneos pero inundan el barrio.

Por Franco Spinetta
Email This Page
DOT Baires Shopping Los desagües del DOT Baires Shopping inundaron el Barrio Mitre.

El Dot Baires Shopping, ubicado en General Paz y Panamericana, mantiene en vilo al barrio de Saavedra desde su polémica inauguración, en 2009.Unos vecinos, los del Barrio Mitre ubicado detrás del shopping, protestan porque los desagües del centro comercial apuntan directamente a sus casas. Y otros, los sectores medios, porque el incremento de visitantes alteró el ritmo del barrio, complicó el tránsito, limitó los espacios para estacionar.

El nacimiento del Dot Baires –propiedad del Grupo IRSA– estuvo rodeado de una fuerte controversia que llegó a los estrados judiciales. El terreno que ocupa –unos 48 mil m2 entre las calles Arias, Melián, Vedia y Posta–, fue objeto de una ley votada en 1998, cuando la empresa Auchan pretendía construir un hipermercado. La Legislatura sancionó la ley 106, que rezonificó la zona para tal fin a cambio de ciertas contraprestaciones: la cesión del 30 por ciento del predio para construir un centro de salud y un jardín de infantes y que por lo menos el 55 por ciento de esa porción debía transformarse en espacio verde. Nada de ello ocurrió. Auchan pasó a manos de Wall Mart y luego a IRSA, que transformó el hipermercado en shopping.

Finalmente, en 2009, luego de que IRSA invirtiera unos 160 millones de dólares, el Dot estaba listo para ser inaugurado y, de esta manera, sumarse a la nutrida lista de shoppings que IRSA tiene en la ciudad y el Gran Buenos Aires (Alto Palermo, Paseo Alcorta, Patio Bullrich, Abasto, Buenos Aires Desing, Alto Avellaneda y Soleil Factory). Pero a último momento Gustavo Moreno –entonces asesor tutelar de menores y hoy asesor tutelar de Cámara– señaló que la empresa no había construido ni el centro de salud ni el jardín de infantes. Y presentó un amparo contra el grupo.

El entonces juez Roberto Gallardo le dio la razón y ordenó que el shopping no fuera inauguradohasta tanto IRSA cumpliera con la ley. “Si hubiese sido por el Gobierno de la Ciudad, el shopping abría sin ningún problema”, asegura Moreno a Diario Z. “El grupo cumplió casi un año después, cuando concluyó la construcción del Cesac 27 y el jardín, que siguen funcionando”, concluye. El Dot quedó inaugurado el 12 de mayo de 2009.

Sin embargo, en recorrida por el Barrio Mitre, Diario Z comprobó la “bronca” de los vecinos por el mal funcionamiento del Cesac. “Ante cada urgencia te derivan al Pirovano, no te quieren atender o te hacen esperar tres horas… yo llevé a mi nene que se había lastimado mucho la cabeza y no me atendían”, contó Jeremías, dueño de una parrilla situada en la entrada del barrio.

Glamour y sorpresas

Cuando las idas y venidas en torno al Dot parecían superadas, Saavedra comenzó a percibir los efectos secundarios derivados de la instalación de un megacentro comercial en un barrio de casas bajas y ritmo pueblerino. Como el shopping tiene estacionamiento pago, muchos de los visitantes comenzaron a dejar sus autos en los alrededores y calles aledañas, ocupando así los espacios que antes utilizaban los vecinos.

Pero el inconveniente más grave surgió este año, cuando los vecinos del barrio Mitre empezaron a percibir que cada vez que llovía el barrio se inundaba más y más.

El video que se puede ver en youtube.com/watch ?v=tMi4Miy6tCo y otros varios que lo acompañan muestran una especie de géiser que brota de la mitad de la calle Arias, justo detrás del shopping.

El Barrio Presidente Mitre no es reconocido oficialmente al punto que figura como “barrio privado”. Fue construido en 1958 para los habitantes de una villa de emergencia emplazada en ese lugar que se había incendiado. “Al figurar como barrio privado, el Gobierno de la Ciudad se deslinda de brindar servicios básicos, como el mantenimiento de las luminarias”, aseguró a Diario Z la comunera por el Frente para la Victoria Mercedes Correa.

El 6 de diciembre último, una fuerte tormenta inundó varias zonas de la ciudad y anegó gravemente las calles del Barrio Mitre. Un grupo de vecinos se dirigió hasta el shopping Dot en busca de una respuesta. Pero se encontró con una recepción poco cordial: los esperaba la Policía Metropolitana y el asunto terminó en un choque. No era la primera vez que los habitantes del Mitre se acercaban al shopping a reclamar por las inundaciones. Las versiones que hablaron de saqueos rápidamente fueron desmentidas hasta por la propia empresa.

Vanguardia húmeda

Los vecinos del Mitre denuncian que el desagote del estacionamiento del Dot (que tiene tres subsuelos y es publicitado como un estacionamiento inteligente de vanguardia) desemboca en las calles de su barrio y que, al estar el shopping edificado en un terreno elevado, el agua baja hasta el barrio inundándolo en cuestión de segundos.A veces, alcanza hasta un metro.

En un primer comunicado, IRSA aseguró no tener responsabilidad sobre la cuestión. Pero Diario Z pudo confirmar –a través de una fuerte calificada– que los desagues que afectan al Mitre –serían ocho bombas de extracción– pertencen al shopping. De hecho, en una reunión posterior con funcionarios del CGP Comunal N°1 2 y representantes del barrio, la empresa se comprometió a pedir una evaluación técnica de la capacidad hidráulica de los desagües en las inmediaciones del barrio y del shopping. Sobre la base de ese informe, dijo que ordenará “la ejecución de todas las obras necesarias para que la red de drenaje resulte suficiente para la correcta captación y conducción de las aguas pluviales evitando así la repetición de las recientes inundaciones en la zona del Barrio Mitre y del Centro Comercial”.

Diario Z se comunicó insistentemente con el Ministerio de Desarrollo Urbano –que conduce el arquitecto Daniel Chain- para conocer una opinión oficial sobre esta situación. También para consultar sobre la existencia de algún proyecto que evite que el Barrio Mitre que debajo el agua cada vez que llueve fuerte. Lamentablemente, no se obtuvo respuesta.
Así las cosas, todo parece estar encaminado a resolverse en sede judicial. Los vecinos, representados por el abogado Juan Pablo Bazcio, presentaron hace seis meses un amparo judicial.

En ese entonces, explicó el abogado Bazcio, “el Gobierno de la Ciudad envió a un ingeniero, que determinó que la obra estaba mal hecha. Después de la visita del ingeniero, ellos tenían que presentar un plan de obra para modificar esta situación pero el ingeniero nunca volvió, y esto fue hace casi dos meses”.

El próximo paso es una audiencia entre las partes el 18 de diciembre, convocada por la Cámara Contenciosa Administrativa de la Ciudad.

Allí se definirá quienes ganan: si las bombas o la gente.

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario