Tiempo en Capital Federal

18° Max 13° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 82%
Viento: Suroeste 28km/h
  • Lunes 28 de Septiembre
    Despejado11°   19°
  • Martes 29 de Septiembre
    Muy nuboso14°   20°
  • Miércoles 30 de Septiembre
    Cubierto13°   21°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Un problema que no tiene techo

La situación se agrava por la disminución y la subejecución de los presupuestos para vivienda. 

Por Diego Sasturain
Email This Page
La Carbonilla

El informe “Sin vivienda para los más vulnerables en la Ciudad de Buenos Aires”, elaborado por la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia –ACIJ– releva las situaciones de emergencia habitacional en la ciudad. De acuerdo con el censo 2010, la población de las villas de emergencia creció un 50% en una década y alcanzó las 163.587 personas, de los cuales el 40% alquila de manera informal. Casi todas tienen una ley de urbanización, que no se cumple. Sin embargo, el mapa completo de la emergencia es más amplio. Hay 26 asentamientos precarios, 19 conjuntos habitacionales, dos núcleos habitacionales transitorios, 172 edificios ocupados y 879 propiedades de la traza de la ex Autopista 3 en situación irregular. A esto se suman las más de tres mil familias que reciben subsidios y viven repartidas entre hoteles, los 21 conventillos que son propiedad del Instituto de Vivienda de la Ciudad, 4 hogares de tránsito y 21 viviendas transitorias. Casi dos mil personas están en situación de calle. Casi medio millón de personas, la sexta parte de los tres millones de habitantes de la Ciudad.

En este contexto, los porcentajes asignados en el presupuesto vienen en descenso desde 2008. Para los últimos cinco años las cifras son las siguientes: 3,7% (2008), 3,5% (2009), 2,6% (2010), 3,6% (2011) y 3,1 (2012). Para 2013 la tendencia continúa en descenso: 2,7%. Como dato comparativo, en 2005 se asignaba a la vivienda el 5,3%. De este crédito aprobado por la Legislatura, sólo se ejecuta una parte. En 2010, por ejemplo, que fue el año de menor inversión, del 2,6 presupuestado sólo se ejecutó el 1,5%. El resto, queda en veremos. Entre el crédito original, que se vota en la Legislatura, el crédito vigente, que es el resultante de las modificaciones y reasignaciones de partidas durante el año, y lo que efectivamente se gasta, la brecha es importante. Y el porcentaje de ejecución también viene en descenso. En 2008, el Gobierno gastó el 93% del crédito vigente, pero sólo el 67 de lo que originalmente tenía asignado por presupuesto. Es decir: se reasignaron partidas a otros fines y se ejecutó casi la totalidad de lo restante. Pero ése fue el mejor año. En 2011, se ejecutó sólo el 52 del original y el 57 del vigente. En la medida en que no se ejecuta el crédito original, el Gobierno no cumple con el Presupuesto; en tanto que no gasta el crédito vigente, ni siquiera cumple con sus propias políticas.

En los últimos años se multiplicaron los organismos: Corporación Buenos Aires Sur (CBAS), en 2000, la Comisión Municipal de la Vivienda se convirtió en 2003 en el Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC), Unidad de Gestión de Intervención Social (UGIS) (2007), Prosur (2008), el Programa de mejoras para la Villa 31 y 31Bis (2010) y la Secretaría de Hábitat e Inclusión Social (2011). Las nuevas dependencias no mejoraron la gestión. El IVC, que es el organismo responsable de la ejecución, no contó en los últimos años con presupuesto suficiente. Los recursos estuvieron disponibles sobre todo para UGIS y CBAS, pero se aplicaron de manera discrecional y sin coordinación entre sí. Falta de voluntad e impericia mediante, la situación podría continuar agravándose.

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario