Tiempo en Capital Federal

21° Max 19° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 91%
Viento: Sureste 25km/h
  • Lunes 26 de Octubre
    Despejado14°   21°
  • Martes 27 de Octubre
    Despejado14°   19°
  • Miércoles 28 de Octubre
    Cubierto con lluvias13°   18°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

«Voy a cumplir 17 años y a mi hijo lo dejo en la salita siempre»

Del programa participan 2.700 alumnas madres y alumnos padres.

Por Valentina Herraz Viglieca
Email This Page
IMGP5757 MI ELEGIDA

Felicidad se sienta en la escalinata de la escuela, apoya su mochila, la mochila del bebé, una bolsa, las camperas. Se desploma como cualquier madre y sonríe como cualquier madre. Matías la abraza, la besa, la rodea, se le trepa y no se queda quieto un segundo.

Con un gesto logra que una amiga levante a Matías y arranca:

“Soy Felicidad Martínez Fernández, estudio en el colegio Bartolomé Mitre y soy madre. Voy a cumplir 17 años y a mi hijo lo dejo en la sala de aquí siempre. Se llama Matías Alejandro y tiene un año y cuatro meses. Me pasé a esta escuela sin saber que estaba el programa de Madres pero cuando se enteraron que era mamá, hablamos y decidimos traerlo para tenerlo más cerca de mí. En los recreos bajo a la salita aunque hay momentos que prefiero quedarme con mis compañeras, sé que está jugando.

“No me pueden dejar libre porque soy mamá, en el invierno tenía la posibilidad de no traerlo tan temprano, llegaba un poco tarde. Yo vivo en el Bajo Flores, me cuesta levantarme y levantarlo porque empecé a trabajar en un locutorio y salgo a las 11. Cuando llego él quiere jugar conmigo, estoy cansada pero igual me quedo hasta las 1 jugando, y ahí lo hago dormir a la fuerza.

“Nunca dejé el colegio, cuando quedé embarazada seguí estudiando. Seguí hasta los últimos días de mi embarazo y después estudié con mi bebé en brazos. En el colegio me ayudaron. Es difícil, el bebé, el colegio, el trabajo y además encontrar tiempo para salir. Si me organizo salgo, pido permiso anticipado a mis padres y ellos lo cuidan. Igual prefiero quedarme con mi hijo y estar con él. Pero si hay un cumpleaños de una amiga pido permiso.

“Soy fuerte. Es muy difícil pero cada día intento ser más fuerte para sobrellevar todo. No me quejo de la vida que me tocó, sigo para adelante. Vivo muy cansada, es cierto, y siempre llego pasada la hora de entrada porque vivo lejos, a una hora de acá”.

Todas las mañanas de lunes a viernes, Felicidad sale desde la Villa 1.11.14, camina hasta el colectivo unos 20 minutos –entre los pasitos de Matías y su lentitud cuando lo lleva upa– y viaja una hora hasta el colegio. Cuando sale de la escuela deja a Matías con su mamá y va a trabajar. “Con todo a veces me olvido de ser mujer”, reflexiona serena, y sonríe: Matías está yendo otra vez a abrazarla.

Una mujer interrumpe el momento: “A ver, permiso, permiso. A ver alumna, a ver mamá si se puede pasar”. No parece que a todos les caiga bien eso de tener a los bebés de las alumnas en el nivel medio.

Mamá a los 15

Según la Dirección General de Estadística y Censos porteña en 2014 nacieron 2.799 bebés de madres menores de 19 años. “Lo que veo es que chicas de 15 o 16 años quieren quedar embarazadas. Creo que tiene que ver con ser algo. Cuando no hay perspectiva de otra cosa lo más visible es ser madre, tener un hijo”, dice Florencia, referente del EMEM Padre Mugica, de Retiro.

Según el mismo informe, entre 2011 y 2014 nacieron 11.764 criaturas de madres menores de 19 años. Hoy tienen de 1 a 4 años y sus mamás debería estar cursando la secundaria. A la fecha, por lo tanto, el Programa contiene sólo a un cuarto de las madres adolescentes con hijos en edad de ir al jardín de infantes. “El año pasado teníamos cinco chicas embarazadas en la misma división; hoy siguen en la escuela dos. Cuando llega el invierno los pibes se empiezan a enfermar y es imposible sostenerlo”, explica Florencia.

Para René, otro referente, incide mucho el tipo de pareja: “Tenemos chicas que tienen una relación conflictiva con sus parejas, que por ahí son demasiado absorbentes. Los novios no quieren que dejen a los chicos con nadie, no quieren que estudien sino que se dediquen al bebé”.

Fotos: Gabriel Palmioli

DZ/JPC

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario