Tiempo en Capital Federal

21° Max 14° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 65%
Viento: Suroeste 22km/h
  • Sábado 19 de Octubre
    Cubierto15°   21°
  • Domingo 20 de Octubre
    Cubierto15°   18°
  • Lunes 21 de Octubre
    Nubes dispersas14°   20°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Últimos días para visitar «La hora americana»

La muestra exhibida en el Museo Nacional de Bellas Artes reúne obras de Antonio Berni y Lino Spilimbergo, entre otros. Podrá verse hasta el domingo 3.

Por Julia Villaro
Email This Page
Berni_museo_bellas_artes
El_curandero_zapana_museo_bellas_artes
Anterior Siguiente

De las muchas cuentas pendientes que la historia del arte, o mejor dicho los historiadores que la escriben, van acumulando cada vez que deciden qué nombre entra en los anales de esa historia y cuáles quedan afuera, hay una –y grande- que la historia del arte americano y argentino tiene con la cultura andina. A saldar un poco esta deuda viene La hora americana, la muestra que podrá verse hasta el domingo en el Museo Nacional de Bellas Artes.

Corre el año 1924 y hace tiempo que Roca ha desertificado la Patagonia de sus pobladores originarios; los “indios” ya no significan, para la cultura pro-europea y cosmopolita de Buenos Aires, ninguna amenaza. Atrás quedó también el dilema sarmientito “civilización o barbarie: Ricardo Rojas publica Eurindia y Alfredo Guido obtiene el premio del Salón Nacional por La chola desnuda. Palabras como americanismo e indianismo comienzan a sonar fuerte en ciertos círculos intelectuales y artísticos que intentan buscar, en las raíces milenarias de las tierras andinas,  la identidad moderna. La muestra curada por Roberto Amigo y Alberto Petrina se presenta como un estudio riguroso de estas búsquedas.

Apenas ingresamos a la sala encontramos la imponente escultura que realizó Sesostris Vitullo de Eva Perón: suerte de tótem, el rostro cándido de Evita repetido hasta el cansancio se desdibuja para adquirir en esta obra una nueva fisonomía; un arquetipo de piedra, un símbolo de fuerza descomunal que conecta su imagen con la de los desposeídos de todos los tiempos. Ni el escudo peronista falta, ubicado en uno de sus ángulos. La obra, encargada por Ignacio Pirovano (pope del arte moderno en la Buenos Aires de los ’40) no fue entendida por el peronismo en ese entonces, como tantas otras búsquedas plásticas que por esos años intentaron transcender el realismo social como forma de politizar el arte.

La muestra también cuenta con obras de Berni, Spilimbergo y Raquel Forner -artistas vinculados a las vanguardias que después de los estudios europeos de rigor viajaron por el interior del país en busca de nuevas alternativas plásticas- y de gratas sorpresas, como Atilio Terragni, José Saboyal y los Indios del carnaval de Simoca de Gramajo Gutierrez.

Que La hora americana llegue al Museo de Bellas Artes es una gran noticia, y no sólo porque  permite al público de la ciudad encontrarnos con obras que no conocíamos ni imaginábamos, sino porque es una muestra fehaciente del esfuerzo activo que los historiadores están realizando por recuperar, de entre las garras del canon, el silencio y el olvido, esas otras historias que también nos cuentan.

Datos 

La hora americana. En el Museo Nacional de Bellas Artes, avenida Del Libertador 1473. Martes a viernes de 11.30 a 19.30. Sábados y domingos de 9.30 a 20.30. Entrada libre y gratuita.

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario