Tiempo en Capital Federal

21° Max 19° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 91%
Viento: Sureste 25km/h
  • Lunes 26 de Octubre
    Despejado14°   21°
  • Martes 27 de Octubre
    Despejado14°   19°
  • Miércoles 28 de Octubre
    Cubierto con lluvias13°   18°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Traspaso del Subte: Metrovías con un rojo de $ 65 millones

Macri amenaza con rechazar la transferencia. Chicanas por la plata y la policía.

Por Laura Mendoza
Email This Page

Entre el viernes 10 y el lunes 13, los gremios involucrados en la operación diaria de Subterráneos de Buenos Aires recibieron una carta de la empresa Metrovías, en donde la concesionaria del servicio (hasta 2017) se declaraba en «crisis financiera». Y el martes 14, para sorpresa de los equipos técnicos mixtos (de la Ciudad y de la Nación), que analizan y fiscalizan el proceso de traspaso desde el 1 de enero, el jefe de Gobierno confirmó públicamente que evaluaba la posibilidad de dar marcha atrás y rechazar la gestión del servicio de los subterráneos. «La verdad es que estamos trabajando dentro de los 90 días previstos para concretar el traspaso, pero si el gobierno nacional continúa con chicanas, tomando decisiones unilaterales o intempestivas, es posible que nunca se dé», disparó Mauricio Macri después de inaugurar, ligeramente malhumorado, un paso a nivel en Núñez dos meses después de lo previsto.

El malestar del gobierno porteño no es nuevo. La amenaza de Macri -dicen en los pasillos del PRO- va en serio. El macrismo consideró una provocación la decisión de Nilda Garré, ministra de Seguridad de la Nación, de retirar a la Policía Federal de la custodia en las estaciones, obligando a que más efectivos de la Metropolitana se sumen a la tarea y, claro, dejen de cumplir con otras.

De hecho, los planes del ministro Guillermo Montenegro para la Metropolitana quedaron hechos trizas con el retiro gradual de la Federal de hospitales, autopistas y, ahora, de las estaciones.
La Metropolitana es una fuerza que cuenta con escasos 3.000 efectivos para toda la ciudad, mientras que la Federal tenía comprometidos antes de los cambios unos 14 mil efectivos en la seguridad porteña. Los «metropolitanos» funcionan en tres grupos, una cada ocho horas. Con lo cual, se deduce, que por turno apenas puede aportar a la vigilancia ciudadana unos mil hombres. De las 15 comunas de la ciudad, sólo en tres la Metropolitana había logrado cubrir un circuito de patrullaje, y en 2012 el servicio se iba a extender a una comuna más. Pero, según el PRO, los cambios introducidos por Garré arruinaron los planes.

Sin embargo, el nudo del amago de rechazo parece ser la financiación y la reducción del subsidio estatal a la mitad (360 millones, 30 por mes). La Nación se comprometió a aportar ese dinero para evitar, justamente, que el traspaso del servicio se convierta para la ciudad en un cataclismo. «Pero el giro correspondiente a febrero no se había efectivizado hasta el viernes pasado», protestan en el Ministerio de Economía porteño. Nación acredita ese dinero en las cuentas de Metrovías entre el uno y el diez de cada mes. «Y Metrovías dice que dos tercios de su recaudación mensual va para pagar salarios, y en su carta a los gremios pone el grito en el cielo porque, alega, que desde que se efectivizó el traspaso, acumula una deuda de 65 millones de pesos que alguien deberá pagar», explica a Diario Z una fuente sindical que, «paper» en mano, pasa a detallar los argumentos de la concesionaria:

*Hasta el traspaso, Metrovías (del Grupo Roggio, socio del Grupo Macri en varios emprendimientos nacionales) recibía en concepto de subsidio 720 millones al año. Con el traspaso, el Estado nacional pasó a aportar la mitad; la otra mitad debería aportarla el Estado comunal. Pero la decisión, por filosofía empresarial e ideología política, fue no subsidiar más el servicio y en cambio aumentar el «cospel» un 127 por ciento, que pasó a costar 2,50 por viaje.

*El aumento del pasaje a 2,50 es «irreal», dicen, porque para compensar la quita de subsidios el valor del ticket debería haberse llevado a 3,70 pesos.

*Alegan en Metrovías que entre el 2 de enero y el 6 del mismo mes, día en que comenzó a regir el aumento, la población usuaria aprovechó para comprar a precio viejo y por adelantado con la idea de amortiguar el ajuste de sus bolsillos. Miles de usuarios, en esos días, corrieron a comprar a 1,10. Diferencia de precios que también «golpeó a la concesionaria», jura Metrovías. Fuentes de la empresa ponderan que recién en los próximos tres meses el aumento tarifario se hará sentir en su recaudación y sólo entonces se regularizarían sus ingresos. Mientras tanto, Metrovías sigue generando acreencias, que, subrayan, «alguien tendrá que pagar», seguramente el gobierno porteño.

La réplica del gobierno nacional no se hizo esperar. El secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, fue el encargado de responder: «La única decisión unilateral aquí la tomó la Ciudad con el aumento del 127 por ciento de la tarifa, sin anestesia y a sólo 24 horas del traspaso. Es que algunos de sus asesores (de Macri, claro) pensaban que el subte era un negocio más. Pero lleva mucho trabajo y mucha gestión. Estamos depositando el 50 por ciento de los subsidios que la Nación gastaba en el subte. Pero no estamos dispuestos a financiar otra cosa con ese dinero, como la publicidad del Gobierno de la Ciudad. No podemos creer la falta de coherencia y de palabra de un funcionario de primera línea. No se puede jugar con estas cosas. Esto no es seguridad jurídica».

DZ/km

Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario