Tiempo en Capital Federal

21° Max 15° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 55%
Viento: Suroeste 25km/h
  • Martes 27 de Octubre
    Despejado15°   21°
  • Miércoles 28 de Octubre
    Cubierto con lluvias14°   17°
  • Jueves 29 de Octubre
    Parcialmente nuboso10°   15°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Testigo en peligro

El cuñado de Macri está internado en un psiquiátrico como consecuencia de una intoxicación.

Por helena-segat
Email This Page

Néstor Leonardo, el cuñado del jefe de Gobierno Mauricio Macri que fue víctima de es­cuchas telefónicas, lleva casi una semana internado en una clínica psi­quiátrica. Si bien fue hospitalizado por una intoxicación, permanecerá allí al me­nos una semana más. Según su abogado, Luis Conde, Leonardo no aguantó la pre­sión generada por una serie de llamados en los que lo amenazaron de muerte.

El viernes 17 de septiembre fue inter­nado en la Clínica Psiquiátrica del Parque, la misma institución donde empezó la re­habilitación Diego Maradona en 2004. La clínica, ubicada en Ituzaingó, queda a pocas cuadras de la casa que Leonardo comparte con Sandra Macri, la hermana del jefe de Gobierno. Según confiesan sus allegados, el cuñado de Macri -vi­siblemente alterado- tomó medicación psiquiátrica con alcohol y esa mezcla le generó una fuerte intoxicación. Cuentan también que la crisis se habría desatado luego de que recibiera varias amenazas telefónicas y una personal, una tarde de la semana pasada mientras manejaba su auto por el Acceso Oeste. Aunque se en­contraba junto con su custodio de Gen­darmería, que tiene desde que fue balea­do el año pasado durante un hecho muy confuso, el conductor de un auto que se le puso al lado le hizo la seña de que le iban a disparar. Tras días de nervios y con dificultades para conciliar el sueño, el cu­ñado de Macri consultó a un psiquiatra, quien le recetó una medicación. Leonar­do tomó esas pastillas acompañadas de alcohol y la mezcla derivó en una fuer­te intoxicación. «Su mente explotó, no aguantó la presión. Sufrió cuatro llama­dos en forma amenazante, de muerte, en los últimos tiempos», precisó su abogado y contó que si bien su cliente no quería internarse, la familia lo convenció.

Leonardo tiene 50 años y es auxiliar de enfermería aunque desde hace años trabaja como parapsicólogo. En 2004 se casó con Sandra Macri, quien no se des­pegó de su esposo en las últimas horas. El parapsicólogo mantiene una relación distante con la familia Macri, que ve con desconfianza su personalidad un tanto extravagante.

Además de las amenazas, varios son los motivos que alteraron a Leonardo. Quedó afectado después del tiroteo que sufrió en noviembre del año pasado fren­te a su casa, pocos días después de que se conociera que lo habían espiado. El caso está por llegar a juicio oral aunque la persona detenida fue imputada sólo por robo y lesiones. La Justicia no consi­deró el hecho como un atentado.

Por otra parte, la próxima semana iba a ser citado por la Comisión Investigado­ra de la Legislatura que analiza la respon­sabilidad política de Macri y de sus fun­cionarios por las pinchaduras telefónicas. Además, deberá declarar en un eventual juicio oral.

En la Legislatura esperan con ansiedad su declaración: creen que será fundamen­tal para aclarar el rol del jefe de Gobierno en las escuchas. Si bien el año pasa­do Leonardo dijo que creía que las es­cuchas fueron encarga­das por su suegro, Franco, ahora pare­ce haber cerrado con él un pacto de no agresión. Al jefe de Gobier­no, en cambio, ni le habla. El testimo­nio de Leonar do se­ría central en la investigación pero mien­tras esté internado se excusará. «No habría que citarlo a Franco. La defensa de Macri no ha pegado ninguna. No quiero darle argumentos para que la defensa plantee una nulidad. Nosotros tenemos todas la prue­bas», asegu­ró Conde, el abogado de Leonardo.

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario