Tiempo en Capital Federal

10° Max 7° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 70%
Viento: Este 24km/h
  • Jueves 22 de Agosto
    Cubierto  12°
  • Viernes 23 de Agosto
    Cubierto  13°
  • Sábado 24 de Agosto
    Cubierto11°   15°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Saunas, relax y distensión

Una práctica higiénica ancestral que permite liberar toxinas y favorece el equilibrio anímico.

Por Camila Bretón
Email This Page

En Finlandia hay más saunas que automóviles. Según las últimas encuestas de este país, existe uno cada 2,5 personas. Están dentro de las casas, al lado del baño, en los patios o terrazas. Es que allí ir al sauna es una cuestión cultural: el lugar elegido no sólo para purificar el cuerpo sino también el espíritu. En Buenos Aires no hay tantos, pero existen, y los precios varían según donde se encuentren. Pueden estar dentro de un hotel o spa urbano, en algún gimnasio o en los centros de estética. Son cuartos cubiertos de madera a temperaturas que rondan los 100 grados, donde las personas se sientan por 5, 10 o 15 minutos a liberar toxinas y relajar los músculos. Así lo hace Sarah, de 29 años, una vez por semana y luego de su rutina de gimnasia. «Voy para limpiar mi cuerpo de todas las bacterias malas que rondan por la ciudad», confiesa. O Elisa, de 54 años y vecina de Belgrano, que una vez por mes va al sauna con su marido. Pagan 65 pesos cada uno y pasan cuatro horas en un spa de Palermo entrando y saliendo de los cuartos de madera. «Está buenísimo, porque se te van todas las contracturas y es ideal para el invierno porque no te enfermás», dice la mujer y cuenta que desde que empezó a ir, duerme mejor y siente que su piel está mucho más suave.
Sin embargo, para Graciela Ferraro, presidenta de la Asociación Argentina de Dermatología, este tipo de terapia no es tan recomendable como se piensa. «Se cree que concurrir a este tipo de baños es bueno para la piel porque saca las impurezas, pero en realidad lo que se logra fundamentalmente es transpirar y deshidratarse. Si el paciente tiene problemas cutáneos como rosácea, eczema, eczemátides u otras patologías, éstas se agravarán», sostiene.
Según el cardiocirujano Armando Diluch, ir al sauna tiene beneficios si es bajo supervisión médica. «No cura pero genera bienestar. Es bueno para liberar toxinas, es vasodilatador y muy recomendable para los deportistas después de un alto rendimiento de sus músculos, ya que ayuda a eliminar el ácido láctico», afirma Diluch.
En medicina ayurveda, el calor se usa para desintoxicación, aunque no para todo el mundo. «No es bueno para personas con problemas de presión, pero sí para las que están sanas en los aspectos más generales», explica Rosana Molo, codirectora de la Fundación de Salud Ayurveda Prema. Y agrega: «Lo mejor es que ayuda a estar más equilibrado emocionalmente».
ADonde ir
En el reconocido Spa Colmegna hay tres tipos de sauna con distinta temperatura y humedad. Los precios rondan los 150 pesos por día. Después de una sesión de sauna se puede entrar en las piletas con agua fría para producir un efecto energizante. La combinación de calor y frío activa la circulación sanguínea y es vigorizante.
Jorge Cassina es director de Estética Ciré, ubicada sobre la calle Florida, frente a Plaza San Martín. El establecimiento está abierto de 10 a 20 y permite sumar ozonoterapia, un sistema que irradia ozono dentro de los saunas, recomendado para las personas que sufren artrosis o reuma. «Mis clientes tienen entre 25 y 55 años y son oficinistas que vienen en la hora de almuerzo o después de la jornada laboral», cuenta Cassina. Lo mismo dicen los propietarios del Buenos Aires Spa, en Palermo, con saunas exclusivos para hombres y mujeres, sala de hidromasajes y cafetería. La entrada sale 65 pesos por día y está abierto de lunes a domingo de 11 a 22.
Los gimnasios son otra alternativa. La mayoría de las sucursales de Megatlon o Sport Club brindan este servicio a sus socios con precios entre 450 y 650 pesos por mes. También los hay en algunos hoteles, como en el Sofitel, que cuenta con saunas secos y húmedos abiertos al público de 7 a 22 y fin de semana de 8 a 18.

Dónde ir

Estética Ciré: Florida 939 y Pueyrredón 1180. Tel: 4311-7890 www.esteticacire.com.ar.
Colmegna spa urbano: Sarmiento 839.Tel: 4326-1257 www.colmegna.com.ar.
Aria Estética-Centro de estética y spa: Av. Rivadavia 2206. Tel: 3533-5434 www.aria-estetica.com.
Buenos Aires spa: Av Medrano 1047. Teléfono: 4863-6016 www.spabuenosaires.com.ar.
Hotel Sofitel: Arroyo 841. Teléfono: 4131-0000 www.sofitel.com.
Gimnasios Megatlon: consultar sucursales: www.megatlon.com.
Gimnasios Sport Club: consultar sucursales: www.sportclub.com.ar.

DZ/LR

 

Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario