Tiempo en Capital Federal

10° Max 7° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 62%
Viento: Sureste 18km/h
  • Jueves 17 de Junio
    Muy nuboso  11°
  • Viernes 18 de Junio
    Nubes dispersas  10°
  • Sábado 19 de Junio
    Cubierto  11°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Tendencias: longboards, surfeando sobre el asfalto

Las patinetas largas se usan por placer y como medio de transporte.

Por Camila Bretón
Email This Page

Se llaman longboards. Esas patinetas que parecen skates pero más largas; esas que hombres y mujeres patean por las calles y veredas porteñas se llaman longboards y cada vez son más las personas que las eligen para moverse de un lugar al otro por la gran ciudad. Y más aún en verano.

Hermanas del skate e hijas del surf pero con rueditas, se empezaron a usar en la costa oeste de los Estados Unidos los días en que el Océano Pacífico estaba tranquilo y no había olas que los surfistas pudieran barrenar. Así, estas tablas largas y flexibles fueron haciéndose populares entre los amantes de los deportes extremos hasta convertirse hoy en un medio de transporte más entre los porteños que buscan nuevas alternativas para trasladarse. «Van más rápido que una bicicleta y son más cómodas que un skate», afirma Patricio, de 28 años. Él, como tantos otros amantes de la adrenalina, se toma el tren con la tabla bajo el brazo y antes de salir de la estación, la deja caer al piso y empieza a patear el asfalto hasta llegar a la oficina. «Me la compré hace cuatro meses por Internet y me encanta, es la forma más rápida que encontré para llegar al laburo.»

En la última ley de tránsito Nº 2148 aprobada el 16 de noviembre de 2006, el uso del skate, rollers o longboards en la Capital Federal no está contemplado con ninguna normativa, por lo tanto no hay sanciones aplicables.

«Empezamos a fabricarlas en el 2008 después de un viaje que hicimos a Hawaii donde vimos que había una gran cantidad de gente que las usaba», cuenta Diego Pérez, socio fundador de Wambooboards, una de las marcas nacionales más reconocidas de longboards. Este joven empresario y sus tres socios diseñadores industriales tienen la fábrica en la provincia de Mendoza y desde allí venden más de 2.200 tablas por año en todo el país. «Nuestros clientes tienen entre 17 y 35 años y son personas que vienen de hacer otros deportes al aire libre como el skate, snowboard o kitesurf y que están abiertos a nuevas experiencias.» Otras de las marcas más elegidas por los longobardistas locales son las SYGNI, WIKA o Santa Cruz. Los precios varían entre los 600 y 3 mil pesos y se pueden comprar en cualquier skateshop o casa de deportes.

Algunos de los lugares de encuentro o spots donde los longboardistas urbanos suelen ir para intercambiar información y trucos de derrape son la Plaza de la Mujer en Puerto Madero, frente a las canchas de jockey en el Rosedal o en la calle República del Líbano en Palermo. Allí, todos los fines de semana se juntan los riders más aficionados equipados con cascos, guantes y rodilleras que usan como protección a la hora de deslizarse por las barrancas de la ciudad. «Al ser más larga y ancha que una patineta normal, no necesitas hacer tanto equilibro y podes agarrar mucha más velocidad», dice Gonzalo, de 17 años con su longboard en la mano una tarde de verano en el Rosedal.

 

Dos parques de skate 

Para los amantes del skate que prefieren las piruetas a los cómodos paseos en longboards, el Gobierno porteño inauguró dos pistas: una en Belgrano (Figueroa Alcorta y Juramento) y otra en el parque Aberdi de Mataderos. No hace falta ser un experto para animarse a las ollas, pero sí se recomienda un dominio de la patineta y buena protección.

 

DZ/LR

 

Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario