Tiempo en Capital Federal

30° Max 21° Min
Parcialmente nuboso con lluvias
Parcialmente nuboso con lluvias

Humedad: 61%
Viento: Sureste 32km/h
  • Lunes 30 de Noviembre
    Parcialmente nuboso16°   21°
  • Martes 1 de Diciembre
    Nubes dispersas18°   26°
  • Miércoles 2 de Diciembre
    Cubierto con lluvia20°   29°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Tendencias: Catas de yerba mate

En los últimos meses se lanzaron marcas con bajo contenido de mateína y con aporte de prebióticos.

Por enrique-duran
Email This Page

Allá lejos y hace tiempo, el mate era sólo de calabaza y se tomaba en las casas o en el campo. De a poco fue saliendo de su vida intramuros y recién hace una década llegó a los bares, donde ahora se puede pedir un termo, que viene acompañado por bizcochitos o torta frita. La Ciudad está repleta de lugares que ofrecen el servicio.

Sin embargo, desde hace un tiempo, las marcas están haciendo un esfuerzo por diversificar su oferta, con el lanzamiento de yerbas que aportan prebióticos para fortalecer el sistema digestivo y otras que tienen menos mateína. Además, buscan llevarlo al terreno gourmet con jornadas de cata y recomendaciones de maridaje de mate con un amplio recetario. Por su parte, los diseñadores comenzaron a repensar el viejo y querido mate de calabaza, con nuevos modelos de silicona, cerámica y fundas de neoprene. Los restaurantes lo suman en sus cartas como una opción más. ¿Se viene el mate cool? ¿Saber de mates será un must de aquí a unos años?

Desde hace un tiempo, el Establecimiento Las Marías (Unión, Taragüí, La Merced y Mañanita) viene realizando acciones para diversificar la oferta. Ellos lanzaron la Unión Suave, inventaron el Mate Listo Taragüí y pusieron termos en las estaciones de servicio de todo el país. «Son acciones que facilitaron la compañía del mate durante viajes o en programas al aire libre. Pero ahora vamos por más. Lo que sucedió con el vino y la forma de acercarse de la gente reflejó la inquietud del consumidor por aprender, por experimentar con sus propios sentidos y por distinguir y valorar la calidad», analizó José Irisarri, gerente de marcas de la compañía que lanzó recientemente las marcas Unión Bio y Unión Relax.

El oficio de Valeria Trapaga puede resultar hoy algo extraño, pero quizás en unos años sea tan corriente como cualquier otro. Es la primera sommelière especializada en yerba mate del país y desde hace cinco años recorre el país ofreciendo catas en las provincias.

«Los argentinos toman muchísimo mate; de hecho, es sin duda nuestra bebida nacional. Pero lo analizan muy poco. La idea de las catas es dar herramientas para que aprecien las virtudes del mate, puedan disfrutar y valorar la buena yerba y diferenciarla de la que no lo es», explica Trapaga.

Claro que la innovación no sólo tiene lugar en la materia prima, sino también en el recipiente. Junto a su socio Andrés Venturini, el diseñador industrial Diego Lamantia decidió poner la mirada en elementos cotidianos que estén aferrados a la idiosincrasia argentina. En las charlas en su estudio Pulso surgió rápidamente la idea de un nuevo mate. «Llevamos diseñados tres mates y ganamos premios en ferias de diseño. Desde el primer momento, notamos una aceptación de la gente. Cuando ven un mate que rompe con lo tradicional, lo quieren tener; quizás, desde el diseño, el mate nunca estuvo explotado», analiza Lamantia.

Con un espacio unidireccional para alojar las bombillas, los mates de Pulso están hechos de cerámica; los diferentes modelos vienen con base de cuero, con funda de neoprene y con asa. Hoy, esos mates se pueden comprar en más de 150 locales de todo el país, entre los que se encuentran supermercados y pequeñas tiendas de diseño. «Lo hacemos todo a pulmón. En la Argentina, cuesta mucho diseñar porque anda dando vueltas mucha cerámica china, pero lo hacemos con mucha fe porque confiamos en nuestro producto», finaliza.

El último eslabón de la cadena siempre es el cliente. República de Acá, un bar ubicado en Lacroze y Álvarez Thomas, ofrece mate a sus clientes desde hace 15 años. «Lo ofrecemos mucho cuando hay cantobar, bien entrada la noche. Sirve para confraternizar y aflojar un poco con el alcohol», dice, con una sonrisa, Aldo Lioy, encargado del lugar. En un primer momento, recuerda, la gente era reacia a compartir la bombilla con desconocidos; entonces, comenzaron a ofrecerlas cerradas al vacío. «Tenemos la subvención de Amanda, que nos da la yerba y los implementos. Durante el día, la merienda con mate es ya un clásico de este lugar. Lo ofrecemos con azúcar y bizcochitos a 15 pesos.»

Basta recorrer un poco las góndolas para darse cuenta de las horas de estudios de mercado, investigación y desarrollo. Las hay endulzadas; con bajo contenido de polvo; con y sin palo; de los más diversos sabores y con las más diversas hierbas y cáscaras frutales; con mezcla de prebióticos naturales y con menos contenido de mateína para andar por la vida más relajados. Los diseñadores hacen su trabajo y los bares comienzan a imponerlo. En poco tiempo, alguien chupará largamente un viejo y querido cimarrón. Mirará al horizonte poniendo cara de interesante y dirá: «Se nota en el paladar la tierra colorada de Misiones. Tiene un toque ácido y largo recuerdo en boca».

 

DZ/sc

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario