Tiempo en Capital Federal

21° Max 15° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 55%
Viento: Suroeste 25km/h
  • Martes 27 de Octubre
    Despejado15°   21°
  • Miércoles 28 de Octubre
    Cubierto con lluvias14°   17°
  • Jueves 29 de Octubre
    Parcialmente nuboso10°   15°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Techos rotos, goteras y sin calefacción: así se enseña en la escuela pública

Cada semana familias y docentes de distintas escuelas públicas salen a la calle para reclamar por los problemas estructurales de sus colegios.

Por Alejandra Hayon
Email This Page
escuela zuviria4

Techos que se caen y se vuelan. Paredes con humedad, goteras y caños rotos. Calderas rotas que obligan a chicos y docentes a estar con guantes y camperas adentro del aula. Así están algunas de las escuelas públicas de la Ciudad. En las últimas semanas, al menos cuatro escuelas fueron noticia por sus serios problemas de infraestructura.

“Desde la semana pasada, diferentes establecimientos educativos han realizado acciones para visibilizar problemáticas edilicias y estructurales como abrazos, volanteadas y cortes de calle”, dijeron desde el sindicato Unión de Trabajadores de la Educación (UTE).

Según el secretario general de UTE, Eduardo López, “para resolver estos problemas es necesario que el gobierno porteño aumente el presupuesto educativo”.

Una por una

En la escuela  Nº12 Facundo Zuviría, en Franklin 1836, Flores, se cayó un ventilador industrial de 60 kilos en el salón de actos. El ventilador cayó al lado de un nene de segundo grado, que por suerte no sufrió lesiones. El desprendimiento no fue casual, hace tres años que la cooperadora denuncia que las paredes y techos están corroídos por la humedad.

“Desde hace tres años vivimos con problemas gravísimos de humedad, que hace que caigan partes del techo, que haya goteras y que se corte la luz”, contó a Diario Z Gustavo Alonso, presidente de la cooperadora.Cada día, por la Zuviría pasan 800 chicos entre el jardín, la primaria y los talleres de idioma que se imparten a contra turno.

Cada vez que llueve, las aulas se llenan de goteras y se corta la luz. “Los chicos tienen que ir moviendo sus bancos según las goteras. En el sector de los quintos, sextos y séptimos grados hay un caño pinchado que gotea justo adelante del pizarrón, donde las maestras se tendrían que parar para dar clase”, dijo Alonso.

escuela zuviria2escuela zuviria3

Los 500 alumnos de la Escuela Nº16 Ramos Mejía, en Don Bosco y 33 Orientales, en Almagro, no pueden usar el patio porque está clausurado. Parte del techo de chapa se voló y, como corría riesgo de caer sobre los chicos, Defensa Civil lo clausuró. En la escuela dicen que están “hacinados” en los pasillos.

“Desde el Ministerio sólo nos llaman para pedir que aceptemos nuevas matrículas. Estamos desbordados, los chicos no entran y nos siguen mandando nuevos estudiantes”, se quejó Walter Suárez, presidente de la cooperadora. Desde el Ministerio de Educación les dijeron que ya iban a resolver el problema del patio, pero hasta el momento no tuvieron novedades.

La clausura del patio hizo sentir aún más la sobrepoblación que ya tiene la escuela con respecto al limitado espacio físico. En primer grado hay dos cursos con 35 chicos cada uno, y como el comedor es chico para la cantidad de estudiantes, tienen que dividir a los alumnos en tandas y restarles tiempo de comida.

techo escuela ramos mejia

En la escuela Nº8 “Base Aérea Vicecomodoro Marambio”, de Villa Luro, no tienen calefacción desde hace tres años. Los chicos y los maestros tienen que usar campera y bufanda adentro del aula.

Las calderas están rotas y las notas pidiendo que las arreglen “están cajoneadas en algún escritorio de la dirección de Infraestructura. Los chicos y los maestros no la están pasando nada bien”, aseguró Pablo, padre de una alumna del jardín de infantes y presidente de la cooperadora escolar.

Para colmo no se pueden poner caloventores provisorios porque la instalación eléctrica no da abasto.

Los chicos del EMM Nº2 Arturo Jauretche, en Villa Soldati, estudian con el mismo frío y sin calefacción.  La situación “atenta contra las posibilidad de enseñar y aprender en condiciones dignas”, dijeron docentes y padres que se manifestaron en la puerta de la escuela.

Villa_Luro-Escuela_Base_Aérea_Vicecomodoro_Marambio1

Los alumnos del Manuel de Falla, la escuela de música centenaria de la Ciudad, estudian entre los escombros de una obra paralizada hace tres años. El tercer piso del edificio de Gallo y Sarmiento, en Almagro, quedó inutilizable: sin paredes, con vigas a la vista y a medio construir. Si ya era un problema la falta de espacio en el conservatorio –varias carreras deben cursarse en otras sedes-, contar con un piso menos dificulta aún más el dictado de clases. Lo más curioso es que en el sitio web del Gobierno porteño figura que la obra fue terminada.

El cartel de obra dice que los trabajos fueron adjudicados en 2012 a la contratista Sunil S.A. por casi nueve millones de pesos. El plazo para terminar las reparaciones era de doce meses. Pasaron tres años.

“¿Dónde están los nueve millones de pesos? Nos mienten en la cara”, cuestionaron estudiantes y docentes agrupados en el grupo de Facebook “Un edificio para el Conservatorio de Música Manuel de Falla”.

manuel de falla 6manuel de falla 5

DZ/ah

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario