Tiempo en Capital Federal

16° Max 12° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 63%
Viento: Noroeste 10km/h
  • Domingo 16 de Mayo
    Cubierto12°   17°
  • Lunes 17 de Mayo
    Cubierto11°   17°
  • Martes 18 de Mayo
    Muy nuboso11°   15°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

4H: Oasis para el deseo

Un músico, un actor, un cantante y un bailarín en una obra experimental.

Por Lucas Gutiérrez
Email This Page
4_H_teatro

Hipócrates sostenía que el cuerpo humano tenía cuatro humores. La falta o exceso de estos era lo que marcaba la salud y estados de ánimo. Sangre, bilis amarilla, bilis negra y flema, según cuál predomine nos volveríamos valientes, melancólicos, coléricos o indiferentes, respectivamente. Este es el punto de partida de esta puesta protagonizada por el cantante Gabo Ferro, el actor Ignacio Monná, el bailarín Emanuel Ludueña y el acordeonista Jesús Fernández. Ellos encarnan los cuatro humores, y fluirán a través de las canciones de John Dowland (1563-1626) y de los sonetos de Lope de Vega (1562-1635), dos barrocos que nos tendrán toda la pieza entre lo melancólico y lo colérico.

Por momentos, lo que vemos en escena nos hace creer que es en nuestro interior por donde fluye esa lucha de humores que se está dando sobre el escenario. Sanguíneo, Gabo Ferro usará su voz para mostrarse desafiante, poderoso. Colérico, Ignacio Monná será la bilis amarilla. Emanuel Ludueña, la bilis negra que reptará y se partirá en movimientos cubriendo a sus rivales–compañeros y a los espectadores. El acordeón de Jesús Fernández, indiferente, cada vez que suena, contagia su flema.

Pero habrá un final, y como dice el director de la obra, Carlos Trunsky, “la pieza es un oasis, una burbuja; después, todo el mundo vuelve a sus actividades. Algo queda flotando, pero volvemos a Buenos Aires, con sus velocidades y sus ruidos, y se produce un contraste”.

Cada intérprete está a la altura de su compañero, hay un lazo impecable entre ellos, dándole vitalidad (y enfermedad) perfecta a un registro no lineal al que no todos podemos estar acostumbrados. Es un acierto del director haber sabido equilibrar la potencia y talento de estos “cuatro H” (hombres, humores) para dejarnos a merced de todos por igual. La obra está armada a través de deseos, complots, seducciones, astucia y talento. Como dice Lope de Vega en uno de sus sonetos, “quien conoce el amor, sabe de lo que se está hablando”.

4H Miércoles 21.30 en El Portón de Sánchez, Bustamante 1034. Entradas $70.

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario