Tiempo en Capital Federal

27° Max 21° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 84%
Viento: Sur 36km/h
  • Lunes 24 de Enero
    Cubierto con lluvias23°   28°
  • Martes 25 de Enero
    Cubierto con lluvias23°   25°
  • Miércoles 26 de Enero
    Muy nuboso con lluvias19°   27°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 23/01/2022 13:03:38
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Taller del Casco Histórico: Para conservar la Ciudad

En un viejo galpón funciona una escuela de restauración y oficios.

Por Paula Jiménez España
Email This Page
Foto 2

Es una tarde muy calurosa, pero las altas temperaturas no le impiden a Pablo, el profesor de esgrafiado, disfrutar de lo que está fabricando: una navaja. Es preciosa. Con ella, cuando esté terminada, tallará una superficie de cal y granito, como lo hace con esta otra, de mango negro, con detalles en plata, cuya filosa hoja despliega ahora entre sus manos. Es la escuela taller del Casco Histórico, un lugar al que, aunque el hombre esté de vacaciones, sigue visitando con la excusa de terminar cositas pendientes. Allí se pasa horas y no le importan ni el techo de chapa que hierve en este día de más de 40º ni el único ventilador que, lejos de donde él trabaja, intenta infructuosamente refrescar el inmenso galpón de Paseo Colón y Brasil.
Pablo coordina el taller de esgrafiado de marzo a noviembre desde hace años y tiene cerca de una docena de alumnos. No sólo se enseña esta antigua técnica romana que hoy en día se aplica para tallar sobre el muro de los edificios el nombre de los arquitectos, el de los bancos o las guardas decorativas, sino también la construcción de los propios instrumentos de trabajo. Todo o casi todo, para Pablo, pasa a depender primero de las propias manos, del mismo modo que todo o casi todo lo que hace a la belleza de una ciudad fue obra, en principio, de la pasión íntima y personal de algún artista o artesano. Este camino, que va de lo privado a lo público, de lo pequeño y manual a la gran ornamentación edilicia, arranca en espacios como el de esta escuela, una antigua propiedad reciclada ubicada frente al Parque Lezama. Entre sus altísimas paredes se ofrece de todo: talleres diversos que van desde la enseñanza de técnicas de conservación de murales (pintura al fresco, a la cera y al óleo, pintura acrílica, pintura sintética, revestimientos, soportes de muros) hasta la ultra delicada ebanistería, pasando por el decapado y el lustre (técnicas de retiro de antiguas pinturas y barnices, preparado superficial de madera, y aplicación de sustancias colorantes y lacas) o la albañilería. El programa consta de cinco ramas; cada una de ellas agrupa diferentes materias: rama 1: conservación edilicia, rama 2: producción de objetos musicales, rama 3: producción de objetos ornamentales, rama 4: restauración de mobiliario, rama 5: arte pública. La formación por ramas tiene una duración de dos años y se supone que al final debe obtenerse una titulación orientada a la conservación del patrimonio de la Ciudad (se supone en tanto que muchas veces pueden verse los emprendimientos públicos frustrados por cambios en las políticas de turno). La idea resulta buenísima y su espíritu generoso, al servicio de las obras públicas, promete colaborar con la narrativa arquitectónica de la ciudad. Su ámbito de acción son los edificios, las plazas, los monumentos de Buenos Aires. Y las clases son súper útiles, porque el mismo alumnado se encarga, durante el año lectivo, de restaurar las piezas públicas. Espacios, como el Museo de Arte Moderno, el de Arte Contemporáneo, el de Calcos y Escultura Comparada “Ernesto de la Cárcova” o el Parque Lezama mismo, han sido ya restaurados en sus detalles por alumnos de la escuela.

Inscripción: hasta el 28 de febrero. Brasil 200, de lunes a viernes de 12 a 17 horas. Consultas: 4362-5036

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario