Tiempo en Capital Federal

17° Max 9° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 51%
Viento: Noroeste 15km/h
  • Jueves 13 de Mayo
    Cubierto10°   18°
  • Viernes 14 de Mayo
    Parcialmente nuboso12°   16°
  • Sábado 15 de Mayo
    Cubierto12°   17°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Tabaquismo: mitos frecuentes

Una de las tareas más difíciles que se impone en el combate contra el cigarrillo es derribarlos.

Email This Page

El cigarrillo suave o light es menos dañino. Falso. Los cigarrillos suaves fueron lanzados al mercado como una estrategia de marketing de las tabacaleras, que con bastante éxito lograron retener a una parte de los fumadores más preocupados por su salud. La industria del ta­baco presentó estos cigarrillos como menos perjudiciales por su menor contenido en nicotina y alquitrán. El resultado fue redondo. Los fuma­dores de cigarrillos suaves aumentaron el número de cigarrillos diarios para obtener el mismo efecto.

El tabaco negro no es tan peligroso. Falso. No hay tabaco bueno. Casi la totalidad de los casos de cáncer de pulmón se dan en fumadores activos o pasivos, no importa la marca ni el tipo de tabaco fumado.

Los habanos no son muy dañinos. Falso. Los fumadores de habanos tienen mayor riesgo de padecer cáncer de boca, garganta y esófago, pueden perder dientes o el hueso mandibular y padecer diversas enfermedades periodontales. Tienen el mismo riesgo de sufrir cáncer de pulmón que los fumadores de cigarrillos. El humo del ciga­rro contiene toxinas y sustancias cancerígenas similares a las del humo que inhalan los fumadores pasivos de cigarrillos, aunque en mayores concentraciones.

Fumar en pipa es menos perjudicial. Falso. Los fumadores de pipa tienen riesgo elevado de padecer cáncer de labio, de cavidad oral y de pulmón.

Es más probable que me enferme de cáncer por la contami­nación de los autos y las fábricas. Falso. El cigarrillo causa el 30 por ciento de los cánceres que se diagnostican contra un dos por ciento del producido por la contaminación.

Si fumo poco, no me voy a enfermar. Falso. Fumar de 3 a 5 cigarrillos diarios alcanza para multiplicar por dos el riesgo de sufrir un infarto de miocardio. No se observa disminución de la tasa de morta­lidad entre los fumadores que limitan el consumo a pocos cigarrillos diarios. La posibilidad de morir por cáncer baja en un 64 por ciento entre las personas que logran dejar por completo, reducción que no se observa entre los que sólo bajan la cantidad. Fumar poco tampoco disminuye el riesgo de enfermedad pulmonar o infarto.

El cigarrillo no me afecta la salud, porque no trago el humo. Falso. El humo se inhala siempre, aun de manera involuntaria. Estas personas sufren mayor riesgo de sufrir un accidente isquémico que las que no fuman.

El cigarrillo no me hace tanto daño, porque le doy pocas pitadas y dejo que se consuma en el cenicero. Falso. Este fuma­dor respira mayor concentración de sustancias cancerígenas, porque el humo que se desprende del último tramo del cigarrillo es más tóxico que el se inhala directamente al fumar.

No soy adicto al cigarrillo, puedo dejar de fumar cuando quiera. Falso. Pruebe dejar de fumar así nomás. Cada cigarrillo le está restando días de vida. El desafío es mantener la abstinencia. Todo fu­mador es dependiente aunque fume poco.

DZ/km

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario