Tiempo en Capital Federal

17° Max 11° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 51%
Viento: Sureste 21km/h
  • Sábado 31 de Octubre
    Despejado13°   19°
  • Domingo 1 de Noviembre
    Despejado15°   20°
  • Lunes 2 de Noviembre
    Despejado16°   21°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Supuesta ingenuidad y discurso siniestro

Por Ricardo Bartis, dramaturgo y director de teatro.

Por Ricardo Bartis
Email This Page

En su campaña, Mauricio Ma­cri parte de una hipótesis gestio­naria. Busca apartarse de la políti­ca, salir del modelo de tensión que ésta plantea. Su perfil es de clase media alta, de universidad priva­da: bien vestido, limpio, lindo. Lo acompaña María Eugenia Vidal, sonriendo de manera permanente como alguien que sabe algo que uno ignora, y eso resulta atractivo. El personaje del votante se gene­ra más allá de las elecciones, de manera cotidiana, a través de los canales de comunicación masivos, a partir de las diferentes maneras de producir sentido, en un ataque farandulero y gozoso. No es sor­prendente el resultado que obtuvo Miguel del Sel: confirma viejas te­sis de identificación con el cuerpo de los actores populares, especial­mente con aquéllos relacionados a la comicidad. La combinación entre una supuesta ingenuidad y un discurso siniestro es parte del combo atractivo que tiene la ac­tuación, y esto aparece en los diri­gentes del PRO.

Ubicar a Filmus resulta más difícil, pero es claro que no basta con la adhesión a Cristina Fernán­dez de Kirchner. Es evidente que la Capital no acepta el encuadra­miento lineal, hay una situación de hartazgo en relación a las prácticas de dependencia de los sectores progresistas. Lo que fal­ta en Filmus es traducir el discurso en el cuerpo, por eso se percibe como abstracto. Por otra parte, utilizar el término epopeya para el ballottage resulta exagerado. El cruce de los Andes, por ejemplo, y una elección a intendente en una Ciudad que tradicionalmente estuvo de espaldas al país no son comparables.

En su conjunto, las campañas tienen un vaciamiento de ideas y modelos, no es sólo un problema de cierto sector. Hay una lógica de anulación del pensamiento que es necesario cambiar, un proyecto de aniquilación subrepticio. La políti­ca está confundida, no sabe para donde arrancar. Es evidente que hay un rechazo a la política tradi­cional, y es lógico que así sea. El traje de la militancia es demasiado nuevo y ponderado para terminar de creerlo. Si no se acompaña con verdaderos mecanismos de partici­pación en las decisiones nunca va a aparecer una alternativa que su­pere el pensamiento bipolar.

DZ/km

 

Fuente Especial para Diario Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario