Tiempo en Capital Federal

29° Max 22° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 66%
Viento: Este 31km/h
  • Miércoles 25 de Noviembre
    Muy nuboso con llovizna21°   29°
  • Jueves 26 de Noviembre
    Despejado21°   26°
  • Viernes 27 de Noviembre
    Despejado18°   27°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Striptease para todo el mundo

Cómo seducir sin vergüenza. 

Email This Page
mujer streptease mujer streptease

Si sos alta, baja, gordita, flaca, pechugona o chata como una tabla, voluptuosa, excelente bailarina o pata dura, mayor de 40 o menor, ya seas preciosa o no respondas a los cánones actuales de belleza… ¡vos podés! ¡Todas podemos! Porque hacer un striptease es una cuestión de actitud y de ganas.
Yo me refiero a “baile erótico” o strip indistintamente, pero también pueden aplicarse a lap dance, table dance o pole dance.
Baile erótico: El caballero está sentado. Vos te parás adelante y te contorneás mientras te acaricies. Es un baile “personal”, que hacés por y para vos. Hasta incluso podés cerrar los ojos y moverte al ritmo de la música, tocándote donde y como quieras. La cuestión pasa por sentirse tan segura de vos misma que ni te importa si alguien te está viendo.
Striptease: Es el arte de desnudarte con sensualidad. Las prendas caen una por una al ritmo de la música. La rutina tiene un principio y un final. Se hace a cierta distancia de la persona que observa.
Pole dance: Un baile en el que se usa una barra vertical y que puede acompañarse con strip, o no. Para que salga verdaderamente lindo requiere de una cierta destreza física. Aprender pole dance es más complicado de lo que parece –te garantizo golpes, caídas, dolores de espaldas y de rodillas, torceduras de tobillos y lastimaduras varias– pero el resultado es ¡tan sexy!
Lap dance: Más conocido como “baile de piernas” o “baile privado”, porque se hace bien cerquita y sentada en el regazo del caballero, que observa desde la silla. La regla fundamental es que él no te toque. Rozás tu cuerpo por el suyo mientras bailás y acariciás. Es fácil y muy, muy erótico.
Table dance: Ni más ni menos que bailar subida a una mesa baja. También es fácil, pero ¡chequeá primero que la mesa te aguante!
DOCE reglas básicas:

1 Mirá a tu espectador a los ojos siempre. Porque se va a sentir halagado y porque así no se va a fijar tanto en lo que hacés con el resto del cuerpo.
2 ¡Poné actitud, actitud, actitud! Dejá a la dama del otro lado de la puerta y transfórmate en una comehombres provocativa.
3 Caminá moviendo las caderas, con sensualidad.
4 Usá tacos altos, pero cómodos: la idea es vernos elegantes, pero no trastabillar al primer paso.
5 Acariciate el cuerpo como si te gustaras.
6 Empezá con el cabello atado y soltátelo después, usándolo como un elemento más de seducción.
7 Si creés de que el caballero no va a quedarse quieto, atalo.
8 Sacá cola exageradamente, quebrando la cintura, con los hombros hacia atrás, las piernas estiradas y la cabeza levantada. Cuando te saques la bombacha o la pollera, hacelo de espaldas a él.
9 Jugá a mostrar y no mostrar.
10 Sacate la ropa muy, muy lentamente.
11 No te frenes en la mitad de la rutina. No dudes, si total él no sabe qué viene después.
12 ¡Disfrutalo! Sentíte una reina, una diosa total, permitite jugar con vos misma y con tu pareja.

Lo primero que vas a hacer es cambiarte de nombre: ¡una cabaretera puede hacer todo aquello que vos no podés! Te vas a cambiar el peinado de todos los días. Te vas a maquillar exageradamente. Te vas a poner aros grandes: nada de perlitas, brillantitos o aritos chiquititos. Si usás collar, que sea corto y grande, nada de nenitos, crucecitas o corazoncitos. Reloj, nunca.
También podés untarte el cuerpo con aceite o con alguna crema con brillo. La purpurina sólo la recomiendo si lo vas a hacer con tu pareja real (si vamos a arruinarle la vida a alguien, que sea a conciencia: ¡la purpurina no te la sacás más!).
Y un consejo infalible: spray para el pelo en los glúteos, que hace que se vean turgentes y duros.

 

Fuente Especial para Diario Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario

Columnistas
Diario Z
Asesora en juegos eróticos. Me nutro de historias. Creo en el humor como elemento esencial ante las dificultades.