Tiempo en Capital Federal

22° Max 17° Min
Muy nuboso
Muy nuboso

Humedad: 85%
Viento: Este 22km/h
  • Domingo 25 de Octubre
    Cubierto con lluvias18°   21°
  • Lunes 26 de Octubre
    Despejado14°   21°
  • Martes 27 de Octubre
    Despejado14°   19°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Sonia Budassi: outsider sigue a Tévez

La autora de ‘Apache, en busca de Carlos Tévez’ cuenta las estrategias para acceder al ídolo.

Por nahuel-mercado-diaz
Email This Page

«Fui una outsider con una misión: tratar de conocer al que llaman el jugador del pueblo, una celebrity al que managers y sponsors vuelven inaccesible», afirma Budassi, autora de Apache, en busca de Carlos Tevez. El libro cuenta el derrotero de Budassi por el Monumental durante las Eliminatorias 2009; por las calles de Fuerte Apache entrevistando a los integrantes de la banda de cumbia Piolavago, amigos del jugador, o las extensas esperas en el predio de AFA para conseguir una entrevista con el hoy astro del Manchester City. «Mi desafío como periodista cultural fue entrevistar a Harold Bloom, levanté el teléfono, hice dos llamados y pude hacerlo. Sinceramente no esperaba que iba a ser tan costoso acceder a Tevez. La diferencia estuvo dada por mi condición de outsider, me presenté como escritora, no quise camuflarme. Y hay un favoritismo claro hacia los medios televisivos, a los que tienen que ver con el deporte, con ciertas marcas y sponsors. Si sos de gráfica, va a ser el triple de difícil.»

Budassi sale del culto al balón pie, de la tradicional mesa de bar de Fontanarrosa y del relato de voz gruesa de Alejandro Apo; escapa a ese estilo aunque también frecuente los boliches de barrio: «Trabajo mucho en mi casa, pero a veces agarro la bici, la mochila con la compu al hombro y me voy pedaleando. Colegiales tiene callecitas tranquilas con bolichones y bares», cuenta Sonia.

El libro indaga en la construcción mediática que se hace del jugador, pero también «en su manera de correr, mezcla de caballo percherón, esa cosa de sacar pecho. Dicho esto casi al borde del piropo, me parecía como bastante acertado el tema de los caballos y lo rural», dice Sonia.
Todo describe al ídolo: la buena relación con los fanáticos que lo acechan, su perfil carismático y familiero, los gustos de megaestrella por autos de alta gama. O el Carlitos sincero cuando peligraba la clasificación para Sudáfrica: «Dicen que a los ‘europeos’ no nos importa la Selección, que estamos salvados y que el equipo nos importa un huevo. Y me molesta, claro: yo no necesito plata para jugar en la Selección. Lo que me gano me lo gano bien. Si soy millonario es porque juego al fútbol y me rompo el culo todos los días», supo decir.

¿Por qué tanto recelo?
Tiene que ver con el lugar que ocupan los jugadores de fútbol en el imaginario y en los medios, eso hace que les pidan mil notas. Y creo que hay cierta cuestión paranoica del entorno que busca proteger a la estrella, que se mantenga su imagen de cierta manera.

Siendo una outsider del fútbol ¿cómo fue tu experiencia?
Por un lado me otorgaba un plus, ver cosas que quienes trabajan ahí todos los días ya no ven porque las tienen naturalizadas, eso me permitió encontrar un relato que quizá no está tan contado en la prensa diaria. También me tuve que acostumbrar a que mi lugar era un poco ridículo, un poco de clown: yo no era de ahí y me lo hacían notar. Yo me lo tomaba con mucho humor, porque cuando te metés en un ámbito donde todos se conocen, al extraño lo van a querer etiquetar, poner en el lugar de la «minita tonta». Eso está presente en la cultura también, pero en el fútbol se me hacía el triple de difícil porque ni siquiera podía compensar no ser macho con conocimiento futbolístico. Así que fue bastante divertido.

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario