Tiempo en Capital Federal

22° Max 16° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 89%
Viento: Sur 27km/h
  • Lunes 29 de Noviembre
    Nubes dispersas16°   26°
  • Martes 30 de Noviembre
    Despejado16°   25°
  • Miércoles 1 de Diciembre
    Cubierto17°   22°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 28/11/2021 08:05:22
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Solares de Santa María: la Dubai porteña

El PRO busca apoyo para aprobar el negocio inmobiliario en Costanera Sur.

Por Laura Mendoza
Email This Page

Puertas adentro del gobierno de Macri lo llaman, sin sarcasmo, la Dubai de Mauricio. Más modestos, pero en estado de alarma, los diputados de la oposición lo tildan «el Nordelta PRO». Como sea, el megaproyecto con el que la empresa IRSA tentó al jefe de Gobierno hace ya un par de años (tal vez con la idea de pasar a la historia como Amenofis IV), y que rebotó sistemáticamente por la negativa de los legisladores de aprobar a libro cerrado y en tiempo récord el asunto, podría dar un paso adelante antes de que termine el año si es que Mauricio Macri logra encauzar la negociación y al menos hacer aprobar el expediente, que ya tiene despacho de comisión, para habilitar la discusión final en marzo, cuando comiencen las sesiones ordinarias.

Mientras se escribía esta nota, el macrismo era pesimista en cuanto a lograr el quórum necesario para tratar el caso en sesiones extraordinarias antes del 31 de diciembre, pero las negociaciones eran febriles al cierre de esta edición. Y Macri estaba dispuesto a ceder en algunos puntos.

El megaemprendimiento inmobiliario consiste en urbanizar las 70 hectáreas donde hoy descansan los restos de la ex Ciudad Deportiva de Boca, en Costanera Sur, levantando allí un barrio absolutamente VIP, que se llamará Solares de Santa María, y que prevé la construcción de más de una decena de torres de 50 pisos, con marinas, un lago artificial y hasta un canal de salida propio al Río de la Plata, además de oficinas, restaurantes, plazas y otros amenities. La inversión asciende a 900 millones de dólares, más 140 millones complementarios para la construcción de infraestructura vial.

El barrio de lujo que IRSA propone levantar en diez años, pegado a la Reserva Ecológica, nada tiene que ver con la emergencia habitacional que atraviesa desde hace décadas la ciudad (hay entre 600 y 700 mil porteños con problemas de vivienda), pero anticipa que será una nueva zona de residencia para unos 15 mil vecinos, con entrada y salida desde allí para otras 12 mil almas «no residentes» por día.

La Ciudad Deportiva de Boca fue el sueño del Alberto J. Armando, que en 1965 logró que ese predio fuera para los socios a partir de una concesión hecha por el presidente Arturo Humberto Illia. Con el tiempo y las quiebras, los 716 mil metros cuadrados pasaron a ser propiedad de la Ciudad, pero en 1997 esas tierras ganadas al río fueron compradas por el grupo que preside Eduardo Elsztain. La iniciativa empresarial ya había sido expuesta al gobierno de la Alianza, pero recién en 2010 se puso a consideración de la Legislatura.

Los puntos de discordia presentados por la oposición son varios. A saber:

– La altura de las torres, de 160 metros, y la pretensión de construir allí más de veinte.

– El destino de la villa Rodrigo Bueno, habitada por más de 5.000 almas.

– La superficie destinada al espacio público, que no debería ser menor al 40 por ciento de la superficie por desarrollar.

– Las obras concedidas directamente y no por licitación.

– El fuerte impacto ambiental que amenaza a la Reserva Ecológica y su humedal, declarado de interés para la Humanidad.

Macri y el Grupo Elztain estarían dispuestos a negociar:

– Menos torres, algunas construcciones más anchas que altas, y que las torres no superen los 120 metros.

– Buscar alguna forma de indemnizar a los vecinos de Rodrigo Bueno, expropiando esas tierras, que quedarían bajo el agua, para mayor integración de la zona con el barrio Solares de Santa María.

– Acceder a reservar el 40 por ciento de la superficie para espacio público. En este punto no hay negociación posible, ya que se trata de una propiedad privada (las 70 hectáreas ya son de IRSA), y por lo tanto sólo se requiere de la Legislatura la aprobación del proyecto.

– Queda por resolver aún el asunto del impacto ambiental. La creación del lago artificial, las marinas hacia el río y el canal de acceso suponen que el humedal quede sumergido cuando avancen las aguas.

Los diputados del Frente para la Victoria intentarán frenar la iniciativa, al menos hasta que estén garantizados algunos puntos de la negociación. El PRO tiene 26 legisladores propios. Pero confía en sumar los 31 votos necesarios con lo que queda de la Coalición Cívica, el denarvaísmo y con la ayuda de algunos legisladores amigos que no ven que esté mal convertir tierra yerma en la nueva Dubai. De agua dulce y del Sur.

DZ/km

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario