Tiempo en Capital Federal

20° Max 14° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 78%
Viento: Sureste 28km/h
  • Domingo 24 de Octubre
    Despejado10°   21°
  • Lunes 25 de Octubre
    Despejado16°   28°
  • Martes 26 de Octubre
    Despejado19°   30°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Síndrome del viudo: cómo volver a empezar

Estrategias para retomar exitosamente las relaciones después de un tiempo. 

Email This Page
ablejw-2375

Tras un tiempo considerable de no tener relaciones –un año o más– una mujer o un hombre deciden retomar ese aspecto de la vida, con los mismos compañeros sexuales o con otros.
Es muy raro que, tras años sin tener relaciones, personas adultas puedan tener un desempeño perfecto.
La “maquinaria” biológica mostrará el sufrimiento, la inmovilidad de las articulaciones y las mucosas, en fin, el deterioro –poco o mucho– a que la ausencia de relaciones los ha sometido. Esto puede parecer brutal, injusto o exagerado, pero la experiencia clínica así lo demuestra.
 Y no es extraño. Por una circunstancia invalidante e inmovilizante, un adulto debe permanecer en cama durante apenas treinta o cuarenta días. Una fractura expuesta, una intervención quirúrgica complicada, un cuadro clínico complicado lo obligan a hacer un paréntesis en la vida sexual. En esta situación, los músculos se van contrayendo y debilitan su principal función de sostén y equilibrio. Un aforismo que circula desde hace mucho más de cien años lo dice con toda claridad: “La función hace al órgano”
Salvando las distancias, la sexualidad humana es una función. Y de las más importantes. En todos los casos mencionados –y en los que no hemos mencionado–, en los que la función no se realiza, se puede retomar la vida sexual, pero siempre será con fallas. Esto es así en el 95 por ciento de los casos.
Este cuadro se conoce con el nombre de “síndrome del viudo” y sirve de modelo para otros cuadros similares, no necesariamente posteriores a una muerte. Pasado el período normal de dolor, tristeza y duelo, luego de meses o un año o más, la vida se dispone a “darle revancha” y comienza a salir, tomándose el tiempo necesario, con otra mujer. El resultado es que no se produce erección, que el coito se imposibilita y el hombre se siente desalentado. Si dejamos un coche cero kilómetro parado en un garaje durante seis meses, tendremos que solicitar ayuda para sacarlo. Para que eso no suceda hay que tomar la precaución de decirle al empleado del garaje que, dos veces por semana, lo ponga en marcha. Ésa es la única manera de que cuando volvamos a usarlo podamos sacarlo del garaje sin dificultad.  
A los veinte años, el “coche” biológico está recién salido de fábrica. Y podemos dejar de usarlo por un tiempo. Ya a los treinta años, y más aún a los cincuenta o sesenta, la biología no es la misma y tendremos que darnos el tiempo necesario para ir progresivamente a recuperar el tiempo perdido.

 

Fuente Especial para Diario Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario

Columnistas
Diario Z
Médico sexólogo clínico. Director del Programa de Sexología Clínica del Hospital de Clínicas. Jefe de Cátedra Libre Sexología Clínica.