Tiempo en Capital Federal

15° Max 11° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 76%
Viento: Este 23km/h
  • Jueves 23 de Septiembre
    Cubierto con lluvias12°   15°
  • Viernes 24 de Septiembre
    Despejado11°   17°
  • Sábado 25 de Septiembre
    Despejado13°   19°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Sexo y tabú: De eso no se habla

Las funciones sexuales relacionadas con el placer siguen siendo la gran omisión de nuestra vida en comunidad.

Por Juan Carlos Kusnetzoff
Email This Page
hombre_cabeza_sexo

Estamos en el siglo XXI. No es ninguna novedad, por cierto. Sin embargo, hablar de sexo, de la vida sexual y de algunas manifestaciones sobre el tema sigue siendo poco común y puede desatar vergüenzas e inhibiciones más apropiadas a la conducta social de hace cien años que a los tiempos actuales.

¿Por qué persiste ese clima de ocultación y aire pecaminoso al hablar sobre los genitales y sus funciones, sobre la satisfacción orgásmica y las diferentes maneras de obtenerla?

No hay dudas de que hemos avanzado mucho, pero todavía queda camino por recorrer. La vida sexual sigue estando en las sombras. De hecho, la educación recibida reserva todo lo referido a la reproducción y su placer concomitante, así como las funciones elementales de expulsión de los desechos metabólicos, a la estricta intimidad de la persona. Hablar abiertamente de esas funciones en comunidad sigue siendo, como mínimo, una “falta de educación”.

Es muy probable que el acto de tapar y ocultar las zonas pudendas y de evitar la desnudez total esté relacionado con la adquisición de la bipedestación. Mientras que en los animales cuadrúpedos la zona genital está protegida anatómicamente por las patas y la cola, en el homo erectus la zona genital quedó al descubierto y, por lo tanto, convertida en un blanco fácil de la agresión.

Entre muchas otras hipótesis, esta interpretación antropológica se apoya en el hecho fácilmente comprobable de que en los animales cuadrúpedos, la zona genital es el blanco preferido para provocar un daño en el enemigo o atacante.

Por otro lado, el hecho de que en las representaciones bíblicas los genitales se oculten tras una hoja de parra anticipa, simbólicamente, que lo admisible es mostrar el producto de la relación, pero nunca los medios a través de los cuales se lograron esos productos.

En los textos sagrados la relación sexual se encuentra implícita bajo la orden divina “¡Creced y multiplicaos!”. Imagino que todavía pasará mucho tiempo para liberar totalmente a la mente humana de un pasado fronterizo entre el placer sexual y las llamas del infierno. Son verdaderas marcas sociales que, en menor o mayor medida, todos tenemos.

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario

Columnistas
Diario Z
Médico sexólogo clínico. Director del Programa de Sexología Clínica del Hospital de Clínicas. Jefe de Cátedra Libre Sexología Clínica.