Tiempo en Capital Federal

17° Max 9° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 51%
Viento: Noroeste 15km/h
  • Jueves 13 de Mayo
    Cubierto10°   18°
  • Viernes 14 de Mayo
    Parcialmente nuboso12°   16°
  • Sábado 15 de Mayo
    Cubierto12°   17°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Sexo Urbano: Ventajas de no postergar la consulta al especialista

Una simple dificultad puede agravarse si no se acude a tiempo.

Por Juan Carlos Kusnetzoff
Email This Page
3785862-consulta_medica_sexo.jpg

Cuando alguien por cualquier razón tiene una molestia corporal, fiebre o malestar generalizado suele consultar a un médico. Sin embargo, esto ocurre pocas veces cuando se trata de problemas sexuales. Siglos de represión, inhibición y vergüenza se ponen de manifiesto es estas circunstancias. La gente cree que así como vino el problema, así se irá. La postergación de la consulta especializada es la regla más común.

«Doctor, tenía que venir hace como tres o cuatro años. Pero no lo hice. Tuve miedo, vergüenza, no sé…» Con ligeras variantes, esto se escucha todos los días en un consultorio de sexología clínica. Y no está demás subrayar que lo que inicialmente es una simple dificultad, se transforma con el tiempo en un problema no siempre fácil de resolver.

En la última década esto que relatamos ha sufrido un ligero cambio. La gente se anima a consultar un poco más. Han contribuido a ello algunos factores.

En primer lugar, la sexualidad humana ya no es un tema tabú en la medida en que lo era años atrás. Por otra parte, la difusión a través de los medios ha permitido a una parte de la población hablar y atreverse a consultar, algo que antes no hubiera hecho. Estamos pensando en gente adulta, por arriba de los cuarenta años. La participación de los jóvenes fue decisiva a la hora de extenderse las consultas a los profesionales sexólogos.

Otro factor importante fue la aparición en el mercado de la famosa «pastillita azul», el citrato de sildenafil. Superados los primeros años, plagados de «terror a morir» que alguna propaganda maliciosa difundió, hoy se vende un comprimido cada nueve segundos y no se producen muertes a causa de su consumo. Los pacientes saben que esa pastilla puede ser una vía de solución y se animan más a consultar. Muchos quedan satisfechos con los resultados obtenidos. Como aspecto negativo puede señalarse que el citrato de sildenafil no es medicamento de venta libre y aun así en algunos negocios farmacéuticos lo venden sin receta.

Ahora falta implementar la educación sexual, en todos los niveles de edad. Pero es necesario subrayar cuánto se ha progresado en estos años. De una manera en que, tiempo atrás, no hubiéramos podido imaginar.

DZ/LR

 

Fuente Especial para Diario Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario