Tiempo en Capital Federal

23° Max 15° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 71%
Viento: Sureste 35km/h
  • Sábado 23 de Octubre
    Cubierto con lluvias15°   19°
  • Domingo 24 de Octubre
    Despejado11°   23°
  • Lunes 25 de Octubre
    Despejado16°   27°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Sexo urbano: sexualidad y medio social

Los problemas sexuales cambiaron.

Por Juan Carlos Kusnetzoff
Email This Page

El concepto de sexualidad comprende tanto el impulso sexual, dirigido al goce inmediato y a la reproducción, como los diferentes aspectos de la relación psicológica con el propio cuerpo (sentirse hombre, mujer o ambos a la vez) y las expectativas de rol social. En la vida cotidiana, la sexualidad cumple un papel muy destacado ya que, desde el punto de vista emotivo y de la relación entre las personas, va mucho más allá de la finalidad reproductiva y de las normas o sanciones que estipula la sociedad.
Además de la unión sexual y emocional entre personas de diferente sexo, existen relaciones entre personas del mismo sexo que, aunque tengan una larga tradición (ya existían en la antigua Grecia y en muchas otras culturas), han sido hasta ahora condenadas y discriminadas socialmente por influencias morales o religiosas.

Comportamiento sexual responsable
La otra base fundamental para los programas de educación sexual debería ser la idea de que «si no estás listo para tener bebés, no lo estás para relaciones sexuales sin protección; y no estás listo para tener bebés hasta ser maduro psicológicamente y -además- responsable». La mayoría quiere ser buenos padres, quiere proveer para sus hijos y darles una buena educación. Los anticonceptivos -sobre todo, desde la Segunda Guerra Mundial- permiten la expansión de los aspectos eróticos, de autoestima y de intimidad; nos hacen sentir responsables sobre nuestra sexualidad. Hoy, la exigencia de tener relaciones sexuales sólo dentro del matrimonio es parte de nuestra historia, en tanto la convivencia sin libreta matrimonial abunda. Un aflojamiento general de las costumbres así como una declinación de la moral preconizada desde los púlpitos religiosos han permitido ciertos excesos. Las madres adolescentes que tienen vidas muy duras al esforzarse para solventar las necesidades de sus hijos y sus propias necesidades emocionales, en una etapa en la que no ha desaparecido aún la algarabía de jugar. Al mismo tiempo, se constata en todo el país, la expansión del aborto. Práctica prohibida por ley, pero que, sin embargo, se efectúa clandestinamente, poniendo en peligro, en muchísimos casos, la vida de la madre. El precio de un embarazo adolescente es muy alto.

La formación del médico no incluye a la sexualidad
Esta afirmación puede ser una sorpresa mayúscula para la mayoría de los lectores. La gente cree que ve a un profesional médico, con guardapolvo blanquísimo, y sabe, obviamente que sabe. Pero el egresado de la Facultad de Medicina ha recibido lecciones, y casi siempre prácticas, de medicina de urgencia, de pediatría o de cirugía general. Pero nunca de sexualidad humana.
La sexualidad es un área que se ocupa del placer. Y el médico corriente se ha formado en combatir el dolor. El problema es más complejo, sin duda alguna, pero lo cierto es que en el ámbito de la Ciudad, existe una carencia importante de instrucción oficial sobre los problemas sexuales. Dicha carencia hace que pululen los improvisados y aprovechadores, muchas veces profesionales, que ofrecen «soluciones» que no son tales y que, a la postre, se muestran como simples emprendimientos comerciales.
Debemos dedicarnos a instruir, educar y concientizar a la población, justamente, porque hoy, siglo XXI, muchos problemas sexuales de mujeres y hombres y parejas tienen solución.

 

Fuente Especial para Diario Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario