Tiempo en Capital Federal

22° Max 17° Min
Muy nuboso
Muy nuboso

Humedad: 86%
Viento: Sureste 24km/h
  • Domingo 25 de Octubre
    Cubierto con probabilidad de lluvia19°   21°
  • Lunes 26 de Octubre
    Parcialmente nuboso14°   20°
  • Martes 27 de Octubre
    Despejado15°   20°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Sexo urbano: rendir examen

Los estudiantes se enfrentan muchas veces con situaciones nuevas que afectan su sexualidad.

Por Juan Carlos Kusnetzoff
Email This Page

Desde los tiempos en los que el estudiante universitario era un «bien» escaso para las sociedades hasta los actuales en los que los aspirantes a licenciados proliferan, la institución universitaria ha recorrido un largo camino. El cambio de la universidad de «elite» (tanto social como institucional) a la universidad de «masas» ha introducido algunos elementos potencialmente provocadores de estrés. De ellos, sin duda, uno de los más relevantes es el de la competitividad, un factor central que determina el estrés frente al examen. Son muchos los estudiantes y no tantas las oportunidades del mercado laboral. Ello hace que ser «de los mejores» sea un objetivo que los estudiantes (sobre todo los de los últimos cursos) se plantean por encima incluso de la adquisición de conocimientos.

Por otro lado, la exigencia académica y los hábitos de trabajo adquiridos en los escalones más bajos del sistema educativo -o sea en los cursos de la primaria o secundaria- no siempre ayudan a la adaptación natural del estudiante al ámbito universitario.

Podríamos definir el estrés académico como aquel que se produce relacionado con el ámbito educativo. En términos estrictos, éste podría afectar tanto a profesores (recordemos los problemas de ansiedad a hablar en público) como a estudiantes.

Los estudiantes adoptan una serie de estrategias para enfrentar estas nuevas experiencias que, a todas luces, son ansiógenas y estresantes. Problemas muy distintos a las que disponían hasta ese momento para superar con éxito las nuevas exigencias que se les demandan.

Sin embargo, una gran parte de esos nuevos estudiantes universitarios carecen de esas estrategias o presentan unas conductas académicas que son inadecuadas para las nuevas demandas.

La actividad sexual se ve directamente afectado por este nuevo desafío. Es común que algunas mujeres experimenten pérdida del deseo sexual, en tanto que los varones pueden sufrir problemas de erección. Por supuesto, todo esto es superable si se saber tratar el tema central: la ansiedad.

Los estudiantes tienen que estar preparados para una serie de problemas, que no son exclusivamente de los exámenes:
1. Realización de un examen.
2. Exposición de trabajos en clase.
3. Intervención en el aula (responder a una pregunta del profesor, realizar preguntas, participar en coloquios).
4. Sobrecarga académica (excesivo número de créditos, trabajos obligatorios, etc.).
5. Falta de tiempo para poder cumplir con las actividades académicas.
Todos y cada uno de estos problemas pueden ser aliviados y en muchos casos superados con psicoterapia breve, apuntando a las situaciones traumáticas, a veces acompañadas de una medicación sedante, se abordan por un profesional de la psiquiatría, entrenado en estos problemas. Y por supuesto, si los hábitos sexuales se ven afectados en exceso por estas situaciones, es bueno tener en cuenta a los profesionales que se especializan en el tema.

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario