Tiempo en Capital Federal

24° Max 18° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 64%
Viento: Sureste 27km/h
  • Sábado 4 de Diciembre
    Cubierto con lluvias19°   23°
  • Domingo 5 de Diciembre
    Parcialmente nuboso con lluvias19°   22°
  • Lunes 6 de Diciembre
    Nubes dispersas18°   24°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 07/12/2021 02:09:36
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Sexo Urbano: Relaciones 2.0

Internet informa y desinforma. Nos acerca, y también nos aleja. 

Por Juan Carlos Kusnetzoff
Email This Page
internet sexo Pornography on the internet --- Image by © John Lund/CORBIS

Dice un proverbio: “Cuidado con lo que pides, porque podrías conseguirlo”. Podemos esperar largo tiempo para conseguir algo, a que se convierta en realidad un anhelo, algo que deseamos mucho o que simplemente necesitamos. Pero muchas veces ocurre que una vez que se concreta, es muy diferente a lo que habíamos pensado, o viene acompañado de características que jamás hubiésemos pedido. 
La computadora e internet transformaron la educación y los vínculos con otras personas, sean cercanas o se encuentren en las antípodas del mundo. Al igual que el automóvil, la televisión y la energía nuclear, que también nos proporcionan enormes beneficios, todos estos “artefactos” arrastran, en su uso, enormes peligros. Así como un coche nos brinda movilidad, también trae aparejados emotellamientos y polución. 
Es imposible prever esos peligros: sólo los conoceremos por las consecuencias de su uso cotidiano. 
Hay tecnologías que se han diseñado para un determinado uso y, sin embargo, la gente les encuentra otros diferentes. La tecnología, por eso, es funcional. Como usar un zapato para martillar un clavo, son usos que no pueden planificarse de antemano. Sorprenden luego de su utilización. 
En la Sexología Clínica, internet nos ayuda a conectarnos con otros profesionales; incluso, a tratar psicoterapéuticamente a través del chat. Pero también ha contribuido a ampliar “hipocondríacamente” los miedos y a confundir mucho cuando se usa para averiguar significados de términos médicos o psicológicos: en vez de facilitar la consulta con el profesional, internet obstaculiza esa consulta e induce a diagnósticos equivocados o a terapéuticas dañinas para la salud. 
Así como las computadoras nos proporcionan enormes beneficios, también aumentaron exponencialmente lo problemas de adicción a sitios pornográficos. La consecuencia es dejar de lado la sensualidad y el erotismo “en vivo y en directo”, provocando agresiones y divorcios, que antes también existían, pero por otros motivos. 
La tecnología tiene un enorme potencial, pero corremos el riesgo de que se “antropomorfice”; es decir, de que se humanice y tengamos que hablar, dialogar, hasta “hacer el amor”, en el futuro, con máquinas o robots. El GPS nos orienta para llegar a destino… ¿habrá un GPS que nos indique la mujer o el hombre con quien viviremos de allí en más? ¿Habrá tecnologías que nos marquen los problemas o defectos de nuestras relaciones sexuales? ¿Nos convertiremos en máquinas sin sentimientos? La próxima cita, es… en ese futuro incierto.

dz/lr

Fuente Especial para Diario Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario

Columnistas
Diario Z
Médico sexólogo clínico. Director del Programa de Sexología Clínica del Hospital de Clínicas. Jefe de Cátedra Libre Sexología Clínica.