Tiempo en Capital Federal

17° Max 11° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 65%
Viento: Noroeste 10km/h
  • Sábado 15 de Mayo
    Cubierto12°   16°
  • Domingo 16 de Mayo
    Cubierto13°   18°
  • Lunes 17 de Mayo
    Cubierto11°   17°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Sexo Urbano: Primavera, la estación de la sensualidad

Nuestro cuerpo experimenta sensaciones distintas, aunque no siempre alegres.

Por Juan Carlos Kusnetzoff
Email This Page

Dice el saber popular que en primavera renace todo. Esta adjudicación de las características principales de la estación climática a otras actividades, en particular a la sexualidad, es un clásico.
Los cambios que se producen desde los primeros días primaverales suelen ser celebrados en todos los continentes y han sido apreciados en cualquier etapa de la historia de la humanidad, por los beneficios que aporta a la naturaleza y a la vida.
Poetas, pintores y artistas de todas las disciplinas artísticas han dedicado obras a la primavera y famosos son algunos de estos trabajos inspirados por esta época del año. Y no lo podría ser menos, porque a la primavera suelen asociarse el amor y la sensualidad.
Durante el verano, el calor predispone a la gente al ocio y al disfrute de las actividades lúdicas. Viajes, descanso, sol y playa son ideas que se asocian con esta época del año en la que por unos días podemos liberarnos de la rutina.
Tras el período estival, en contraste con otras estaciones climáticas, dice también el saber popular que la llegada del otoño nos predispone a la melancolía. Al acortarse las horas de luz, la actividad también tiende a apagarse simultáneamente, como si la energía se restringiera. Es que, suele decirse popularmente, la psicología humana resulta estar en consonancia con la naturaleza. La imagen de las hojas desprendiéndose de los árboles nos recuerda el paso de los años.
Muchos de nosotros hemos añorado esas hojas de nuestra vida que ya dejamos caer de nuestro propio árbol. El amarillo, símbolo clásico de la vejez, hace su aparición ocultando el verde joven y sano que meses antes refulgía en los campos.
De todos modos, hay mucho de mito en esto de asociar la primavera a la alegría y la tristeza al otoño o al invierno. Los esquimales viven con temperaturas gélidas la mayor parte del año y no por eso son tristes o melancólicos.

DZ/LR

 

Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario