Tiempo en Capital Federal

23° Max 14° Min
Parcialmente nuboso
Parcialmente nuboso

Humedad: 55%
Viento: Sureste 36km/h
  • Miércoles 28 de Septiembre
    Cubierto12°   17°
  • Jueves 29 de Septiembre
    Cubierto11°   16°
  • Viernes 30 de Septiembre
    Cubierto13°   17°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 27/09/2022 15:26:46
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Sexo Urbano: Ni tanto ni tan poco

Es habitual que en charlas de amigas o amigos los cuentos sobre logros en la cama se potencien y alguno se quede pensando que su performance no es suficiente.

Por Juan Carlos Kusnetzoff
Email This Page
pareja2(1)

1

El varón pierde la erección cuando va a tener relaciones sexuales, dos o tres veces seguidas. Nunca le ha sucedido. La compañera dice: “Tenés otra”. O “ya no me amás”. O “estás pensando dejarme”. El varón ha estado preocupado y muchas veces angustiado por problemas en su lugar de trabajo. O el estudio le marca fechas de exámenes y sospecha que “no llega” para completar el programa. Los dichos de su compañera le hacen sentir que no lo comprende y que no puede contar con ella para recuperar algo de su autoestima caída.

Jamás se le ocurre pensar que la falta de orgasmo tiene que ver con una falla en ella y en ninguna otra persona.

2

La mujer no puede alcanzar el orgasmo. Está preocupada, angustiada y ha pensado dejar de tener relaciones sexuales, por lo menos, hasta que todo vuelva a lo normal. El compañero se preocupa y se autoinculpa de lo que sucede. Él cree que lo que le ocurre a ella de la falta de placer, pasa inevitablemente por él. Quizá – piensa- la acaricio mal, o a destiempo, o no le gusto, o no soy del tipo que ella soñó en su adolescencia.
Jamás se le ocurre pensar que la falta de orgasmo tiene que ver con una falla en ella y en ninguna otra persona.

3

Charla habitual de hombres en el mítico café de barrio. Asisten cinco muchachos jóvenes y la temática gira en torno a las mujeres y sus respectivas habilidades erótico-sensuales.

Uno de ellos tiene relaciones con su novia cada 10-15 días. Escucha azorado que los otros cuatro relatan “hazañas” efectuadas con diferentes mujeres, a razón de tres o cuatro veces por semana. Cree ser el último de los tontos, cuando no tener un problema grave sexual.

No se le ha ocurrido jamás que, en sexualidad humana, se oculta, se exagera y, finalmente se miente, sin ruborizarse en absoluto. Lo importante es ganar la competencia instalada en el café. Nadie estuvo al lado de la persona que declara haber tenido las “hazañas” mencionadas.

4

Charla habitual entre “amigas” en casa de una de ellas. Dos de las “amigas”, de un total de seis, no tienen -o dicen no tener- orgasmos. Las cuatro restantes describen los orgasmos de su vida sexual a manera de un tsunami incontenible. Además, en número tal que se supone ser multiorgásmica cada una de ellas. La tristeza, incomodidad y depresión invaden a las dos perjudicadas.
Jamás les dijeron que tienen que escuchar y no concluir nada frente a ese tipo de relato. Nadie fue testigo para poder “certificar” que el relato sexual es verdadero.

Aunque parezca mentira, todas estas situaciones producen malos entendidos, que dificultan la aproximación diagnóstica, tanto en hombres como mujeres. Se impone un examen detallado en cada una de las quejas sexuales habituales.

DZ / fs

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario

Columnistas
Diario Z
Médico sexólogo clínico. Director del Programa de Sexología Clínica del Hospital de Clínicas. Jefe de Cátedra Libre Sexología Clínica.