Tiempo en Capital Federal

27° Max 17° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 51%
Viento: Suroeste 28km/h
  • Lunes 18 de Enero
    Despejado19°   27°
  • Martes 19 de Enero
    Despejado21°   30°
  • Miércoles 20 de Enero
    Despejado23°   29°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Sexo urbano: La TV y el modelo de erotismo. Por Juan Carlos Kusnetzoff

Los programas nos ?dicen? qué cuerpos son excitantes y desables y cuáles no.

Por Juan Carlos Kusnetzoff
Email This Page

La seducción y sus técnicas, como muchas otras cosas en referencia a la sexualidad, se han modificado en los últimos veinte años. También los ideales de belleza, para hombres o mujeres, han presentado algunas modificaciones.
En primerísimo lugar, hoy los ideales de belleza son promocionados y presentados por la televisión. Si bien en algunos casos deslumbran por el aspecto juvenil y reluciente, existen programas televisivos donde lo que antes era delgadez, hoy, por lo menos, no es tanta. Y existen muchas mujeres con aspecto muy sensual, que directamente son obesas.
Si bien la desnudez total tiene su «rating» alto, lo que se promociona tiene aspectos de insinuación, mucho más que piel «en carne viva». Es muy frecuente que las revistas especializadas hagan hincapié en detalles importantes: la sonrisa, el escote o las piernas. Para decirlo en lenguaje técnico, la belleza femenina como «anzuelo» acentúa partes, o sea, se ha vuelto muy fetichista. 
Hoy, la belleza, sugiere. El tono de la voz, puede mucho más que pechos abundantes.
De hecho, en la vida actual, las «vías» que conducen a la cama se han acelerado. Por lo tanto, la competencia entre mujeres, o la competencia entre hombres, pasa mucho más por el conocimiento superficial que todos tienen acceso por la televisión, que por las satisfacciones profundas y eróticas que la experiencia piel a piel proporciona. En otras palabras, el prestigio obtenido por haber conquistado a una «estrella» rutilante de la pantalla, otorga más «puntos» que el disfrute orgásmico con esa «estrella»
El medio es el mensaje Y nos «masajea», nos da elevación prestigiosa. «Me estoy acostando con la de la tele» es una confesión que puede muchísimo más que el relato de hazañas jamás comprobadas en los encuentros erotizantes.

 

DZ/LR

 

Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario