Tiempo en Capital Federal

13° Max 8° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 70%
Viento: Norte 12km/h
  • Martes 3 de Agosto
    Parcialmente nuboso  14°
  • Miércoles 4 de Agosto
    Muy nuboso10°   14°
  • Jueves 5 de Agosto
    Parcialmente nuboso11°   16°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Sexo urbano: la mujer y el deber ser

Hay que desterrar conceptos erróneos que afectan la sexualidad femenina plena.

Por Juan Carlos Kusnetzoff
Email This Page

Hay varias ideas sobre la sexualidad femenina que muchas veces terminan afectando el desarrollo pleno de la mujer.

1º) «El sexo es para mujeres que tienen pareja fija.» Que la capacidad fisiológica de respuesta sexual aumenta con la edad y la experiencia no hace falta ser un experto para afirmarlo. Hoy, siglo XXI, sabemos por la experiencia clínica que el incremento o perfeccionamiento de la sexualidad -tanto en hombres como en mujeres- aumenta la satisfacción sexual y los diferentes modos de obtenerla, con parejas fijas o sin ellas. Lo importante en todos los casos es mantener abiertas las «neuronas» y estar dispuestos a cambiar, a innovar en cada momento.

2ª) «Toda mujer tiene que llegar al orgasmo con cada relación sexual.» Concepto que no puede sostenerse, porque ignora factores emocionales, de cansancio o de conflictos diversos. La exigencia no es buena consejera. En ningún caso, ni en hombres ni en mujeres.

3ª) «Todas las mujeres pueden ser multiorgásmicas.» No existe ningún vínculo científico entre esa capacidad y las condiciones habituales de la fisiología femenina «normal». Muchas mujeres piensan que carecer de multiplicidad orgásmica es un problema, un defecto, o que falta algo en las maneras de ejercer la sexualidad. Puede generar consultas reiteradas a los sexólogos de turno. Sin embargo, no hay productos farmacéuticos que provoquen multiplicidad de orgasmos. Simplemente, aumentar la frecuencia de relaciones sexuales, relajarse y estar dispuesta a seguir disfrutando puede ser un consejo útil para lograr una mejor vida sexual.

4ª) «El embarazo y el parto, reducen la capacidad de satisfacción orgásmica.» Muchas mujeres presentan un incremento de su satisfacción sexual. Sólo algunas experimentan lo contrario. La pérdida del deseo sexual, luego del proceso del embarazo y el parto, suele motivar consultas a ginecólogos, obstetras o sexólogos clínicos. A veces, algunas irregularidades hormonales, justifican el problema. Pero en la mayoría de las ocasiones, la ausencia de contactos estimulantes entre la mujer y su compañero, provocan estos problemas que suelen extenderse por meses.

5ª) «La vida sexual finaliza con la menopausia.» Hace cien años, una mujer de cincuenta años de edad era vieja. Hoy, cien años después, muchas veces comienza a vivir y a satisfacerse sexualmente en estas edades. El acompañamiento hormonal bajo estricto control ginecológico, se impone, así como recomendaciones prescriptas por los sexólogos clínicos.

6ª) «Los orgasmos vaginales son los normales. Los clitoridianos son inmaduros e infantiles.» Error de Sigmund Freud, que ignoraba totalmente la anatomía y la fisiología femenina. Aunque hay suficiente experiencia clínica e información adecuada, parece increíble que aún sea un motivo de consulta frecuente.

7ª) «Las mujeres no toman la iniciativa para tener relaciones sexuales.» Se trata de una creencia cultural de la época victoriana; finales del siglo XIX, porque se consideraba que una mujer «decente» se tenía que abstener de mostrar deseos sexuales. El siglo XXI considera esta modalidad de la no iniciativa femenina, como parte del pasado.

8º) «La anticoncepción es responsabilidad exclusiva de la mujer.» Es responsabilidad compartida: de la mujer y del hombre. Y este aspecto es importantísimo, para evitar embarazos no deseados y protegerse de las infecciones de transmisión sexual. Ambos miembros de la pareja deben concurrir a la consulta para la administración de los diferentes métodos de anticoncepción.

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario