Tiempo en Capital Federal

21° Max 15° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 69%
Viento: Nordeste 12km/h
  • Miércoles 14 de Abril
    Despejado17°   21°
  • Jueves 15 de Abril
    Despejado18°   22°
  • Viernes 16 de Abril
    Despejado18°   23°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Sexo urbano: eyaculación femenina

Está probado que existe, pero ha sido muy poco estudiada científicamente.

Por Juan Carlos Kusnetzoff
Email This Page

La eyaculación femenina (una exa­geración denominarla de esta ma­nera) se refiere a la expulsión de una cantidad variable de fluido a través de la uretra de la mujer durante la ex­citación sexual y el orgasmo. El líquido ex­pulsado se reporta como un humor claro apenas lechoso que surge de la vagina (a ve­ces con fuerza), que tiene una composición semejante al generado en los hombres por la próstata y es producido por las glándu­las de Skene o por la glándula parauretral. No contiene espermato­zoides, eso es obvio. Se trata simplemente de un nesto embrionario debi­do a que en épocas in­trauterinas no había di­ferenciación hombre-mujer. No tiene trascendencia clínica y lo poseen no más del 2 al 4 por ciento de las mujeres de este planeta.

Actualmente, las teorías con respecto a la na­turaleza de la eyaculación femenina no son decisi­vas. Hay pocos artículos publicados en diarios médi­cos que traten este tema y la mayoría no tiene datos concisos acerca del origen ni la composición del líqui­do expulsado. Para complicar aún más el asunto, los pocos datos disponibles son contradictorios. La eya­culación femenina fue probada. Algunos sexólogos dicen que todas las mujeres podrían lograr «eyacu­lar», pero se necesita un orgasmo muy fuerte e inten­so para poder lograrlo.

La eyaculación en mujeres parece ser ayudada o ser causada por el estímulo del área de la vagina conocida como el punto de Gräfenberg (el famoso punto G).

También la última in­vestigación indica la po­sibilidad de que todas las mujeres produzcan eya­culación femenina, in­cluso si no se dan cuenta. El fluido expelido no es orina, es un líquido alcalino segregado por las glán­dulas parauretrales, que son restos prostáticos muy primitivos. Las glándulas parauretrales producen una enzima llamada fosfatasa ácida prostática PAP (del inglés, prostatic acid phosphatase) y glucosa (un azú­car). Estas sustancias se han encontrado en cantida­des mucho mayores en la eyaculación femenina que en la orina. El fluido de las glándulas parauretrales es expelido o liberado durante el orgasmo como resul­tado de las contracciones musculares pélvicas. Para que esto ocurra, no se requiere estimulación del pun­to G ni de las glándulas parauretrales y puede ocurrir en ausencia de orgasmo. Las glándulas pueden sim­plemente rebasar de líquido y, como resultado, lo de­jan fluir poco a poco, confundiéndose con la lubrica­ción habitual.

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario